10 de diciembre de 2019

Las escena post-créditos de Watchmen es "crucial" para Ozymandias y Doctor Manhattan

Las escena post-créditos de Watchmen es "crucial" para Ozymandias y Doctor Manhattan
Jeremy Irons es Ozymandias en Watchmen - HBO

MADRID, 10 Dic. (CulturaOcio) -

El octavo episodio de Watchmen añadió una novedad a la serie incluyendo una escena poscréditos. Por primera vez, la serie de HBO agregó una de estas secuencias, un pasaje que se antoja "crucial" según los responsables de la ficción ya que revela nuevos detalles clave de cara al final de la primera temporada.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Tras centrarse en la vida del Doctor Manhattan y qué fue de él tras el presunto ataque a Nueva York y su exilio voluntario a Marte, el capítulo titulado 'A God Walks Into Abar' muestra las secuelas del juicio a Ozymandias en una secuencia extra tras los créditos finales.

Ozymandias es encontrado culpable y la toma muestra al personaje encadenado mientras los clones le tiran tomates a la cara. Luego se puede ver cómo el clon enmascarado que ejerce de guardia le entrega un pastel con siete velas, una señal de que ha estado atrapado y abandonado en Europa -la luna de Júpiter en la que Doctor Manhattan decidió crear una nueva vida- durante casi 7 años, casi el mismo tiempo que lleva desaparecido.

En su celda, Veidt lee una copia de Fogdancing, la novela escrita por Max Shea, autor de los Relatos del Navío Negro y uno de los artistas que Ozymandias secuestró para ayudarle a armar el gran engaño del presunto ataque alienígena. Allí recibe un pastel de su carcelero y los dos debaten sobre la inutilidad de sus existencias. Un agrio y resentido intercambio de frases sobre deidades, soledad y necesidades que deja claro que el guardián es en realidad el primer hombre que Manhattan creó en Júpiter.

Cuando se queda solo, el personaje de Jeremy Irons descubre un objeto dentro de su tarta: la herradura que sus clones le dieron en episodios anteriores. Parece que todavía se preocupan por su maestro, ya que le han regalado el objeto para que pueda escapar de su celda.

"La idea de las escena poscréditos surgió de los libros", explica la directora Nicole Kassel. "La forma en que aparecen los capítulos, al final de cada uno había extractos de Relatos del Navío Negro. Así que en realidad habíamos estado coqueteando con esa idea para todos los episodios".

"Esa secuencia es crítica para la configuración del episodio 9", concluyó. "Aquí estaba la oportunidad de rendir homenaje a la estructura de la novela gráfica mientras contábamos la historia esencial para ver el final".

De esta escena post-créditos también hay que destacar que el 'timeline' de Watchmen todavía no está perfectamente alineado y que aún hay unos tres años desfase entre el momento en el que Adrian recibe la tarta y lo que está ocurriendo en Tulsa. En 'A God Walks Into Abar', el Doctor Manhattan envía a Veidt a Europa en 2009, mientras que los principales eventos de Watchmen están fechados en 2019... la escena extra tiene lugar en el séptimo aniversario de Veidt, lo que significa que cuando recibe la herradura Ozymandias está aún en 2016.

Dado que solo tiene una herradura con la que trabajar en su fuga, no es descartable que a Veidt le lleve tres años completos regresar a la Tierra, un lugar en el que es, según él mismo dijo, "necesario". Tampoco hay que olvidar esas teorías de que Veidt aterrizó en Tulsa a principios de esta temporada, en el episodio cuatro, cuando Lady Trieu (Hong Chau) vino a reclamar la granja de la familia Clark justo a tiempo para que un objeto desconocido se estrellara allí. ¿Fue Veit? ¿Ozymandias ya está en Tulsa o su llegada es inminente?