21 de octubre de 2019

Watchmen: Así conecta la serie de Damon Lindelof con el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons

Watchmen: Así conecta la serie de Damon Lindelof con el cómic de Alan Moore y Dave Gibbons
Watchmen - HBO

MADRID, 21 Oct. (CulturaOcio) -

La serie de Watchmen creada por Damon Lindelof, que ya ha estrenado su primer capítulo, trae de nuevo a la pantalla el universo ideado por Alan Moore y Dave Gibbons en la serie limitada de cómics publicada en 1986. Y, sobre el testigo de la historia original, la ficción de HBO explora y amplía el mundo de la viñeta, con nuevas tramas y personajes situados en el futuro del contexto presentado en los tebeos.

La ficción, que funciona como secuela de la obra de Moore y Gibbons, tiene lugar unos treinta años después de los hechos que suceden en Watchmen, por lo que, aunque el universo de ambas producciones sea el mismo, la situación es bien diferente. ¿Cómo ha dispuesto el primer capítulo de Watchmen sus conexiones con el cómic original?

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

Durante el piloto de la serie, Angela Abar (Regina King) y Judd Crawford (Don Johnson) son dos habitantes de Oklahoma en la versión de 2019 del universo alternativo de Watchmen. Angela es una detective, mientras que Judd es jefe de policía. Ambos investigan el asesinato de un policía, matado a sangre fría por un miembro de una banda supremacista blanca conocida como el Séptimo de Caballería que utiliza la máscara de Rorscharch para ocultar sus rostros.

AMERICAN HERO STORY: MINUTEMEN

Aunque sucede más bien de fondo durante el desarrollo del capítulo, se anuncia a bombo y platillo que se va a celebrar el evento televisivo del siglo: 'American Hero Story: Minutemen'. Una alusión directa al grupo que precedió a los vigilantes de Watchmen en el que, de hecho, aparecen todos sus miembros -El Comediante, Justicia Encapuchada, Búho Nocturno, Espectro de Seda, Capitán Metrópolis, Polilla, Dólar Bill y Silueta- en lo que parece ser un anuncio del programa.

NIXON Y EL PRESIDENTE ROBERT REDFORD

Tal y como ya se había adelantado, el presidente de los Estados Unidos en 2019 es Robert Redford, que lleva unas tres décadas en el cargo, superando la ya amplia legislatura de su predecesor, Richard Nixon. Redford ha realizado profundos cambios durante su mandato, como el estricto control de armas, uno de los principales motivos por los que el Séptimo de Caballería pelea más allá del odio racial.

Pero no es el único hecho que se da a conocer. Por ejemplo: en esta versión de Watchmen, Vietnam es un estado más del país norteamericano tras la victoria de Nixon en el conflicto. Algo lógico teniendo en cuenta que en el cómic original, el político evitó el escándalo Watergate gracias a la intervención de El Comediante, que asesinó a Bob Woodward y Carl Bernstein, los periodistas que destaparon a Nixon. En la historia de Moore, esto permitió a Nixon cambiar la 22ª Enmienda y continuar en su cargo durante más tiempo.

De hecho, el legado de Nixon es mucho más significativo que el actual en el universo de la serie, pues existe una ciudad nombrada bajo el apellido del presidente, Nixonville, y el político aparece esculpido en el Monte Rushmore en el lugar que le correspondería a Lincoln.

RORSCHARCH

Aunque Rorscharch murió al final de Watchmen, su legado está más que presente en la historia de Damon Lindelof. De hecho, su máscara es el principal símbolo del grupo terrorista al que persiguen los protagonistas de la serie, y los que amenazan con cambiar el statu quo de Estados Unidos.

No queda claro cómo el personaje ha influido en la formación ideológica del Séptimo de Caballería, pero parece que el diario que dejó al medio de derechas 'New Fronstiersman' podría tener que ver con el ideario del grupo supremacista. Desde luego, no parece que el cinismo de Rorscharch esté en consonancia con el profundo racismo del grupo, pero sí podría haber servido a los terroristas como punto de partida.

OZYMANDIAS

Adrian Veidt es uno de los personajes principales entre los vigilantes. Conocido como el hombre más inteligente del mundo, fue el que ideó la manera de acabar con la Guerra Fría, creando un calamar gigante de apariencia alienígena que arrasó con la ciudad de Nueva York dejando más de tres millones de muertes a su paso y uniendo a los países enfrentados, proporcionándoles un enemigo común. Un plan que los vigilantes aceptan, excepto Rorscharch, manteniendo en silencio por el bien de la humanidad.

La primera referencia a Ozymandias es en un titular de un periódico que anuncia que Adrian Veidt está muerto. Sin embargo, el personaje, al que interpreta en la serie Jeremy Irons, sigue con vida, y está apartado del mundo en un lujoso castillo donde convive con dos fieles sirvientes que celebran durante una extraña escena "el aniversario" de Ozymandias.

CALAMARES

Con la inclusión de una repentina lluvia de pequeños calamares que se deshacen al poco tiempo de hacer contacto con el coche de Angela, la serie se pliega al relato confeccionado por Ozymandias, según el que el mundo está amenazado por la presencia alienígena. Algo que también se deja notar en un interrogatorio a un supuesto miembro del Séptimo de Caballería al que le preguntan si cree que los ataques transdimensionales son, en realidad, parte de un complot del gobierno estadounidense.

DOCTOR MANHATTAN

El Doctor Manhattan vuelve a hacer acto de presencia desde Marte. El personaje, que dejó la Tierra al final del cómic de Moore y Gibbons, anunciaba tras una conversación con Ozymandias que dejaría la galaxia, algo que podría haber ocurrido en el universo de Watchmen pero que aún no se ha concretado.

Pero hay otra referencia al personaje durante la escena de Adrian Veidt en su palacio. El personaje comenta con sus criados que está escribiendo una obra, 'El hijo del relojero', algo que hace alusión a Jon Osterman, la identidad humana del Doctor Manhattan antes de convertirse en una entidad cuasi divina.