16 de enero de 2017

Sherlock cierra el último caso de su 4ª temporada con sabor a despedida definitiva

Sherlock cierra el último caso de su 4ª temporada con sabor a despedida definitiva
BBC

MADRID, 16 Ene. (CulturaOcio) -

El final de la 4ª y puede que última temporada de Sherlock fue una buena, sincera y merecida despedida de Benedict Cumberbatch y Martin Freeman al cerebral personaje creado por sir Arthur Conan Doyle. El capítulo titulado The Final Problem (El problema final) conectó todos los puntos (o buena parte de ellos) y acaba de una forma que recuerda irremediablemente a un adiós definitivo.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

En primer lugar, Sherlock descubre que tiene una hermana gracias a una malévola e inofensiva trampa que tiende a su pomposo hermano, Mycroft. Su nombre es Eurus, era más joven que Sherlock y conservaba la inteligencia superlativa y deductiva de ambos.

Como no podía ser de otra manera, los dos hermanos y el doctor John Watson parten en la búsqueda de Eurus, que descubren que está retenida en Sherrinford. Allí es interrogada por el estupefacto detective, que intenta preguntarle a su hermana recién descubierta cómo fue capaz de escapar y actuar como la hija de Culverton Smith durante tantos años. La joven parece inofensiva... pero pronto descubrimos que en realidad es la enésima femme fatale de Sherlock, capaz de hacer cumplir sus deseos a través de su irresistible poder de convicción.

Incluso al propio Moriarty. El malvado villano aparece en un flashback de hace 5 años como una estrella de rock al ritmo de Queen, para reunirse con Eurus a petición de ella misma. De repente volvemos al presente y Sherlock, Watson y Mycroft aparecen encerrados en una habitación junto al portero de la institución en la que la joven se haya encerrada. Eurus les revela que tiene a su mujer encerrada... y empieza el juego.

Una serie de torturas se suceden hasta que Sherlock despierta en una oscura celda. Está hablando con la chica del avión mientras oye la canción de su infancia que Eurus le cantaba y es perseguido por las visiones de su viejo perro Redbeard (Barbarroja). Pero eso no fue lo que ocurrió. "Te contaste a ti mismo una historia mejor", le recrimina Eurus malévolamente.

Entonces descubrimos la verdad. Redbeard no era un perro, era el mejor amigo de Sherlock: Trevor. Solían jugar juntos a los piratas, con Trevor interpretando a Barbarroja. Eurus estaba celosa de que no le dejasen jugar. Por lo que mató a Trevor... y ahora planea hacer lo mismo con Watson, que se dirige hacia el lugar del crimen desconociendo el plan de la joven.

Posteriormente, Sherlock se enfrenta a Eurus y le ayuda a rescatar al doctor Watson. Mientras los policías se la llevan detenida, el popular detective se lamenta de no haber podido hacer algo más por ella. Desde aquel momento, Sherlock la visita para tocar juntos el violín con un frío cristal separándoles.

Finalmente y en la conclusión del episodio, John recibe un misterioso DVD con el título "Miss You" (Te echo de menos). Se trata de una compilación de sus mejores momentos con Sherlock recopilados previamente por su difunta esposa, Mary. "No importa quién eres realmente, solo la leyenda". Todo un tributo para "los mejores hombres y los más inteligentes que he conocido nunca, mis chicos de Baker Street".

EL INQUILINO DE BAKER STREET

Inspirada en los trabajos de sir Arthur Conan Doyle, la figura de este Sherlock Holmes contemporáneo fue creada por Steven Moffat y Mark Gatiss (quien interpreta a Mycroft Holmes en la serie) para la BBC. 

El episodio especial titulado La Novia Abominable fue el más visto de toda la ficción. De hecho, su emisión en televisión fue completada por su proyección en cines en todas partes del mundo.