15 de abril de 2019

Juego de tronos revela su verdadera identidad a uno de sus protagonistas

Juego de tronos revela su verdadera identidad a uno de sus protagonistas
HBO

MADRID, 15 Abr. (CulturaOcio) -

El momento que muchos fans ansiaban, y otros tantos temían, al fin ha llegado. En el primer capítulo de su octava y última temporada Juego de tronos ha revelado a uno de sus protagonistas su verdadera identidad. Un dato que puede cambiar decisivamente el destino de Poniente y de la Gran Guerra.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

La oscuridad de las criptas de Invernalia, donde descansan los restos de los Stark fallecidos fue el escenario elegido para mostrar a Jon Snow cuál es su verdadero nombre y quienes son sus padres. Hasta allí bajó, literalmente a trompicones, el bueno Samwell Tarly para decirle al Señor de Invernalia que él es más que eso. Que en realidad su verdadero nombre es Aegon Targaryen y es el hijo de Rhaegar Targaryen, hermano mayor de Daenerys y Lyanna Stark, la hermana de Ned Stark.

Además, el mejor amigo de Aegon, ahora habrá que acostumbrarse a llamarle por ese nombre, le contó que no es un bastardo, sino que es el hijo legítimo de Rhaegar y Lyanna, ya que el príncipe Targaryen anuló su matrimonio anterior con Elia Martell y se casó con la Stark en secreto. Un detalle que tampoco es menor puesto que convierte al contrariado Jon en el heredero legítimo del Trono de Hierro.

Una boda que confirma también que la Rebelión de Robert Baratheon contra el Rey Loco (Aerys Targaryen) se levantó bajo una mentira ya que Rhaegar no raptó y violó a la hermana de Ned Stark, y amada de Robert, sino que ella se fue por propia voluntad con el príncipe Targaryen.

Jon sabe ahora todo lo que se reveló en los momentos finales del último episodio de la séptima temoprada. Fue entonces cuando una conversación entre Bran Stark, ahora convertido en el Cuervo de Tres Ojos, y Samwell Tarly confirmó la verdadera identidad de Jon Snow y que la boda tuvo lugar antes de que el hijo de Lyanna y Rahegar naciera, también en secreto, en una torre de Dorne, la conocida como Torre de la Alegría.

Fue entonces cuando, justo antes de morir tras el parto, Lyanna confió el hijo a su hermano, el honorable Eddard Stark, que -tal y como señala Sam en este último capítulo- le ocultó la verdad a todos, incluído al propio Jon, para salvar su vida. "Si Robert lo hubiera sabido te hubiera matado", señala el amigo de Snow.

En todo caso, Jon parece aceptar la verdad, pero rechaza reclamar el trono y afirma firmemente que Poniente "ya tiene una reina" que, por cierto, se ha convertido en su amante. ¿Revelará Jon a Danerys su verdadera identidad?