14 de agosto de 2017

Juego de Tronos 7x05: Trampas, reapariciones y... ¿Una gran tregua?

  • Juego de Tronos 7x05: Trampas, reapariciones y... ¿Una gran tregua?
HBO

MADRID, 14 Ago. (CulturaOcio) -

La batalla por el Trono de Hierro continúa en el 7x05 de Juego de Tronos aunque todo apunta a que los contendientes a sentarse en el asiento más incómodo de todo Poniente están dispuestos a dejar de lado sus disputas por el bien de todos... de momento. ¿Qué acabará pasando? Sólo el tiempo y los capítulos lo dirán.

(((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS)))

El gran 'cliffhanger' del 7x04 alimentado con las imágenes y el tráiler del 7x05 que ignoraban el destino de Jaime Lannister no duraron mucho. El hermano (y ardiente amante) de Cersei logra sobrevivir gracias a la acción de Bronn. Por su parte, Tyrion le busca por el chamuscado campo de batalla... sin éxito. Y mientras tanto, Daenerys Targaryen lleva a cabo una tradición familiar: quemar gente. Concretamente, a Dickon y Randell Tarly, heredero y señor de la Casa. Hasta el inesperado regreso de Samwell.

A continuación Drogon demuestra que los dragones son los test de paternidad de la Edad Media. Y es que parece imposible no ver que el más grande y fiero de los dragones de Daenerys parece reconocer a Jon Snow como un Targaryen, siendo el único humano junto a Rompedora de Cadenas al que ha ofrecido una actitud servil. Y todo antes de ser interrumpidos por ser Jorah Mormont, que ha vuelto con una cura de su psoriagris como le prometió a su Reina.

Al Norte del Muro, los Caminantes Blancos liderados por el Rey de la Noche se dirigen a Poniente sin pausa y con prisa. Así lo ve el propio Bran Stark, gracias a sus habilidades como el Cuervo de Tres Ojos. Pero sus avisos son ignorados por la Ciudadela, que no le atribuye credibilidad a pesar de los denodados esfuerzos de Samwell. Y es precisamente esa apatía entre los Maestres la que le hace abandonar la Ciudadela. ¿Llevará su recién heredado ejército de la casa Tarly al Muro para combatir junto a Jon y los suyos?

Por su parte, Jon se entera de que Arya y Bran están vivos pero no tiene tiempo para alegrarse. Necesita el apoyo militar de Daenerys, que accede a prestárselo... a cambio de que Cersei envíe también a sus tropas en una especie de tregua y alianza al mismo tiempo, que les sirva para dejar a un lado sus disputas para que luego quede algo por lo que combatir. Para ello, Jon debe volver más allá del Muro y llevar un caminante ante la mismísima Cersei en Desembarco del Rey. ¿Logrará llegar con vida y convencerla?

Pero mientras Jon se preocupa por lo que realmente importa, su hermana Sansa deja entrever sus verdaderos intereses: reinar en el Norte. Unas intenciones que Arya lee al instante, antes de acabar envuelta en una elaborada trampa urdida por Meñique para enemistar a ambas hermanas. ¿Qué acabará pasando entre ellas?

Pero el 7x05 de Juego de Tronos también ha acogido una gran reaparición: la de Gendry, al que por última vez los fans vieron remando sin descanso tras eludir la muerte decretada por Melisandre y así servir en un sangriento rito a potenciar a Stannis Baratheon. La otra gran bomba que cae en Desembarco del Rey la tiene Cersei: Está embarazada. De nuevo. De Jaime.

Y al final del episodio sólo importa una cosa: sobrevivir. Jon, Gendry y Davos llegan a Guardaoriente, dónde espera Tormund con unos viejos conocidos encerrados en una celda: el Perro, Thoros de Myr y Beric Dondarrion. Todos ellos se unen para dirigirse hacia una muerte segura... o casi. ¿Lograrán sobrevivir a la amenaza helada? ¿Podrá Jon capturar a uno de los Caminantes?

Para leer más