J.J. Abrams y Jennifer Garner, juntos 12 años después de Alias en una serie para Apple

J.J. Abrams y Jennifer Garner, juntos 12 años después de Alias en una serie para Apple
14 de diciembre de 2018 GETTY

MADRID, 14 Dic. (CulturaOcio) -

Doce años después de que Alias catapultara al guionista J.J. Abrams a la fama, así como a la protagonista de la serie, Jennifer Garner, ambos se reunirán para hacer una nueva ficción de la mano de Apple.

Según Deadline, Apple ha ordenado esta miniserie dramática, de una hora de duración y titulada My Glory Was I Had Such Friends. La ficción estará basada en las memorias de Amy Silverstein publicadas en 2017, que narran la historia de un grupo extraordinario de mujeres que apoyaron a la protagonista mientras esperaba un segundo trasplante de corazón.

La serie, producida por Bad Robot Productions en asociación con Warner Bros. Television, contará con Karen Croner como guionista y productora ejecutiva. Croner ya estuvo detrás de la adaptación del libro The Tribes of Palos Verdes, también protagonizada por Garner. El proyecto expande la relación de Apple con Abrams, quienes también cuentan con una comedia romántica de media hora, Little Voice.

Abrams luchó para conseguir que Garner se convirtiera en la estrella de su serie de culto de acción, Alias, después de que la actriz apareciera en su primera serie, Felicity, que había creado junto a Matt Reeves. Ambos desarrollaron exitosas carreras cinematográficas, pero mantuvieron una estrecha relación.

Entre los últimos trabajos de Garner destacan la serie de HBO Camping, así como su participación en la nominada al Oscar, Dallas Buyers Club. Por su parte, Abrams actualmente está negociando un trato para su productora, Bad Robot, que abarcaría películas, series de televisión, contenido digital, música, juegos, productos de consumo y parques temáticos.

Alias se emitió entre 2001 y 2006, sumando un total de cinco temporadas y 105 episodios. La serie narraba la historia de Sydney Bristow, una agente secreto del gobierno que se encarga de hacer trabajos sucios para la CIA con un única premisa: nadie debe conocer su identidad.