12 de agosto de 2015

Las gemelas Olsen, demandadas por sus becarios

MADRID, 12 Ago. (CulturaOcio) -

   Una antigua becaria de la empresa de moda de Mary-Kate y Ashley Olsen ha demandado a las antaño estrellas de Padres Forzosos por las condiciones de trabajo degradantes a las que fue sometida. Según su denuncia, las multimillonarias gemelas habrían tenido a más de 40 becarios sin pagar y haciendo horas extra.

   La exbecaria del departamento de diseño de la corporación, Shahista Lalani, ha llevado a la Corte Suprema de Manhattan esta situación, según publica New York Post.

   Trabajar gratis, un horario infernal de 50 horas a la semana, hacer recados personales para los empleados o tareas muy por debajo de su cualificación son algunas de las condiciones a las que estuvo sometida. Unas condiciones que están más cerca de lo visto en la película de El diablo viste de Prada que del trato que a sus empleados debieran dispensar las multimillonarias hermanas.

   Lalani trabajó en la marca de moda The Row, dentro de Dualstar Entertainment Group, en el departamento de diseño. Estuvo cinco meses  en 2012 y asegura que incluso tuvo que ser hospitalizada por deshidratación como consecuencia algunos de los trabajos que se vio obligada a realizar cuando estaba en la empresa.

   La joven ha denunciado que estaba "haciendo el trabajo de tres becarios" y que la comunicación y las instrucciones de su superior continuaban también fuera del horario de trabajo. "Estaba hablando con ella todo el día, toda la noche. Había emails por la noche para el día siguiente, como a las 10 de la noche", afirma en su demanda.

   Además reitera que trabajaban tan duro como cualquier empleado "salvo que no te pagaban" y que en muchas ocasiones les mandaban trabajos menores que no se ajustaban a sus estudios. Organizar botones por el color o limpiar son dos ejemplos. "Otros becarios han llorado, he visto a muchos jóvenes llorando cuando tenían que ir corriendo a por café y haciendo fotocopias", relata la demandante.

   Según su demanda, ella no es la única a la que las millonarias gemelas Olsen no han pagado. 40 exbecarios y becarios actuales estarían en la misma situación, por lo que su pleito pide a la compañía que pague a estas personas en prácticas un salario mínimo y el trabajo extra, ya que tenían los mismos deberes que las personas contratadas.

QUIEREN CENTRARSE EN LA MODA

   Precisamente su carrera dentro de la industria de la moda es lo que -según la versión oficial- mantiene por el momento a las gemelas Mary-Kate y Ashley Olsen fuera del del spin-off de Padres Forzosos, Fuller House.

   El director contenidos de Netflix, Ted Sarandos, ha confirmado que el dúo todavía tiene la oportunidad de aparecer en alguno de los trece episodios de la serie que regresará en Netflix en 2016.

   Fuller House comenzará su andadura televisiva con un primer episodio más extenso, de una hora de duración, que girará en torno a DJ Tanner (Candace Cameron Bure) y sus tres hijos, su hermana Stephanie (Jodie Sweetin) y su mejor amiga Kimmy (Andrea Barber).