6 de agosto de 2015

Los creadores de Fear the Walking Dead explican el comienzo del apocalipsis zombie

MADRID, 6 Ago. (CulturaOcio) -

   Fear the Walking Dead, la serie que expandirá el universo creado por Robert Kirkman tras el éxito de The Walking Dead, no arrancará con hordas de zombies ni un mundo destruido. Lo hará  con militares que tratan de mantener la tranquilidad y científicos dispuestos a encontrar la cura de un extraño virus.

   Los seis episodios que forman la primera temporada del spin-off de The Walking Dead abarcarán las tres primeras semanas del coma de Rick en la serie madre, explorando un mundo que está a punto de colapsarse.

   "Debido a que no comenzamos con una horda zombie, una de las cosas más importantes es la sensación de ansiedad y aprensión generadas por lo que está ocurriendo", asegura el showrunner, David Erickson a Variety. "Hay algo maravilloso en mostrar el paisaje de Los Ángeles, sus colinas, autopistas, casas, cuando el público sabe perfectamente lo que está a punto de suceder. Cada vez que miras ese mundo, sabes que todas esas personas van a morir", añadía.

   Fear the Walking Dead se desarrolla en un ambiente familiar para el espectador y contiene las escenas clave para generar tensión mientras los protagonistas se esfuerzan por comprender lo que está ocurriendo.

   "Quería retratar la idea de qué es lo que nos hace humanos", añadía el productor ejecutivo y director de los tres primeros capítulos, Adam Davidson. "Ante una catástrofe de esta magnitud, ¿nos alzamos hasta llegar a lo mejor de nosotros mismos o nos hundimos hasta seguir nuestros instintos más básicos? La idea es si se debe tener más miedo a los zombies o a los humanos que nos rodean", explicaba.

   Precisamente, durante el proceso de creación de la serie, las conversaciones no giraban en torno a la cantidad o a la peligrosidad de los zombies, "si no a cómo sería ser un padre de familia separado en medio del apocalipsis zombie y qué haría para sobrevivir", explicaba el presidente de programación de AMC, Charlie Collier, sobre sus primeras reunión con el equipo de la serie.

UN RITMO MÁS LENTO QUE THE WALKING DEAD

  Durante los primeros episodios de Fear the Walking Dead se establecerá la complicada dinámica entre los protagonistas: la pareja formada por Travis (Cliff Curtis) y Madison (Kim Dickens), los hijos adolescentes de ella, Nick (Frank Dillane) y Alicia (Alycia Debnam-Carey); y la exesposa de Travis, Liza (Elizabeth Rodríguez) y su hijo Christopher (Lorenzo Henrie).

   "Si el público apuesta por la serie con ganas de ver zombies, no se van a sentir decepcionados. Pero es un ritmo diferente al de la serie original, que permite a los personajes procesar lo que realmente está ocurriendo", explica Erickson.

   Los protagonistas de Fear the Walking Dead no son los guerreros de la serie original y los zombies tan poco son las seres carnívoros y parcialmente desmembrados que los fans han conocido hasta ahora. "Los caminantes acaban de convertirse y las personas les ven cómo a vecinos, amigos o familiares enfermos", asegura Davidson.

   Y este es uno de los principales atractivos del spin-off, que se presentó como una "oportunidad de ahondar en ciertos aspectos de la serie y de los cómics que Kirkman no ha podido explorar, por ejemplo, el trauma psicológico que supone usar la violencia contra otro ser humano" e, incluso, matarlo.

   "¿Qué sucede cuando te enfrentas a un amigo con el que tomaste café ayer y, de repente, te ves obligado a hacer algo que nunca te habrías considerado capaz de realizar? No están matando zombies. Están matando gente y no saben si en tan solo unos días va a haber una cura", relata el director y productor.

NO DESVELARÁ LOS ORÍGENES

   "Realmente, no se trata del por qué ni de si hay una cura. Dar respuesta a esto nunca ha sido la intención de Robert Kirkman en los cómics y tampoco lo es en la serie", añade Erickson. "No es una historia sobre los orígenes de la pandemia, es una historia sobre cómo comenzó la destrucción del mundo", destaca.

   Fear the Walking Dead arrancará su andadura televisiva el próximo 23 de agosto en AMC. Tan solo un día después, el 24 de agosto, hará lo propio a través de AMC España.

   El spin-off de The Walking Dead ya ha sido renovado por una segunda temporada más extensa, de 15 episodios, que siguiendo los pasos de la serie madre se dividirá en dos mitades.