10 de marzo de 2016

El creador de Juego de tronos, George R.R. Martin, obligado a desmentir su muerte

El creador de Juego de tronos, George R.R. Martin, obligado a desmentir su muerte
GETTY

MADRID, 10 Mar. (CulturaOcio) -

   George R.R. Martin, el hombre que creó el universo de Juego de tronos, está vivo y coleando. Sin embargo, un malentendido en las redes sociales llevó a pensar a muchos fans de la serie de HBO que el autor de los libros en que se inspira había fallecido. El autor se ha visto forzado a aclarar la cuestión.

   En un comunicado, R.R. Martin ha comentado este episodio. "A pesar de lo extraño que está siendo todo, es bueno darse cuenta de la cantidad de gente que hay en el mundo y que se preocupan por mi vida. Me siento como si fuera Mark Twain, pero los rumores sobre mi muerte han sido pofundamente exagerados", bromea el escritor.

   Esta polémica sobre la (falsa) muerte de George nació en el seno varios medios de comunicación que tomaron a George Martin, el productor de los Beatles que murió el pasado miércoles, por el escritor. La noticia supuso un duro golpe para los seguidores de Canción de hielo y fuego, quienes esperan ansiosamente la publicación de los nuevos libros.

  

   Aunque la mayor parte de la prensa no confundió a ambos autores, algunos periódicos locales (como ABC News KOLO8) no dedicaron demasiado tiempo a comprobar sus fuentes. Mientras su obituario claramente hace referencia a 'El quinto Beatle', la foto que lo ilustra muestra a un sonriente George R.R. Martin.

ESTRENO EL 24 DE ABRIL

   Apenas queda un mes para la llegada de los nuevos episodios de Juego de Tronos. A esta sexta temporada, que ya presentó su primer adelanto y que también lanzó una batería de carteles con los protagonistas de la serie, le seguirán al menos dos más, tal y como señalaron hace meses sus productores ejecutivos.

   HBO no está dispuesta a dejar escapar tan pronto su ficción de más éxito y quiere, al menos, ocho temporadas y una precuela, un proyecto que cada vez debe sortear más escollos debido a la creciente incompatibilidad entre la trama original y la de la adaptación televisiva.