25 de abril de 2015

Científicos analizan las criaturas de Juego de tronos: Dragones y caminantes blancos

Científicos analizan las criaturas de Juego de tronos: Dragones y caminantes blancos
HBO

MADRID, 25 Abr. (CulturaOcio) -

   La fantasía y las criaturas sobrenaturales son una pieza fundamental de Poniente, tanto en Juego de tronos como en la saga literaria de George R.R. Martin. Pero, ¿sería científicamente posible que Dragones, lobos huargo o los lagarto-león existieran? Algunos expertos en biología han tratado de dar respuesta a esta pregunta.

   Estos científicos explican, hipotéticamente, la anatomía y comportamiento que tendrían estas criaturas tan importantes a lo largo de los Siete Reinos y más allá del Muro si existieran en el mundo real.

LOS DRAGONES

   Los dragones son repites voladores gigantes. Depredadores carnívoros por naturaleza, poseen una impresionantes fuerza y la capacidad de arrasar ciudades y ejércitos con su aliento de fuego.

   Según la mitología de Juego de tronos, estas criaturas son nativas del continente de Essos y fueron descubiertos unos cinco mil años atrás por los valyrios en los Catorce Fuegos, un cordón montañoso en la Península de Valyria. Se creían extintos, hasta que Daenerys Targaryen logró (al final de la primera temporada de la serie) eclosionar tres huevos de dragón petrificados.

   Según el paleontólogo Marcos Witton, experto en los pterosaurios, los animales más grandes que han conseguido remontar el vuelo en la Tierra, "los dragones de Juego de tronos tienen una estructura similar a este dinosaurio, con unos huesos ligeros, básicamente huecos, que permiten al animal volar".

   La gran pega que pone este experto a los dragones de Daenerys es su cola. "Debería ser más delgada y con forma de látigo, no como la de un cocodrilo", destaca.

    Equiparando el rango del pterosaurios al de los dragones y teniendo en cuenta la cantidad de fósiles de este dinosaurio encontrados por nuestro mundo, este experto destaca que "los dragones habrían podido cazar por todo Poniente".

EL LOBO HUARGO

   El lobo huargo, emblema de la Casa Stark (y fieles guardianes de los hijos del linaje Stark), es un pariente cercano del lobo, pero mucho más grande, fuerte e inteligente que éste. Alcanzan el tamaño de un pony cuando son adultos y son extremadamente fieles.

   En nuestro mundo podría equipararse al lobo gigante o lobo terrible, una especie de cánido de gran tamaño que vivió durante el Pleistoceno. El paleontólogo experto en estas criaturas, Robert Dundas, ha destacado una gran diferencia entre ambas especies: "El lobo gigante vivió en muchos ambientes, pero nunca en uno glacial".

   Según sus conclusiones, los lobos huargo de Juego de tronos podría tener más detalles en común con el lobo gris de Alaska que con su pariente del pleistoceno.

MANTÍCORA

   La mantícora es una criatura famosa por su veneno y originaria de las islas tropicales en el Mar de Jade. En Poniente, los únicos vestigios de su existencia son las gárgolas que adornan la fortaleza de Rocadragón. Además, en la cuarta temporada de la serie Oberyn le clava a La Montaña una lanza untada con veneno de mantícora.

   Lorenzo Prendini, el biólogo experto en escorpiones, destaca que el artrópodo más similar a la mantícora en el mundo real es el Escorpión Emperador, uno de los más grandes y más venenosos de la Tierra.

LAGARTO-LEÓN

   Otro de los depredadores más temibles de Poniente, junto con los Dragones. Por lo que se sabe, son unos reptiles nativos de los pantanos del Cuello que poseen unos dientes como dagas.

   En la Tierra, su pariente más cercano serían los cocodrilos, unos reptiles semiacuáticos, que si son criados en cautividad se vuelve prácticamente mansos y que en raras ocasiones atacan a humanos de la forma que describe George R.R. Martin en sus libros.

KRAKEN

   El Kraken, emblema de la Casa Greyjoy, es un monstruo marino con forma de calamar gigante del cual se dice que es capaz de derribar un barco. Son considerados como un mito, aunque recientemente se han avistado varios cerca de las costas de Poniente.

   En la Tierra, el Kraken también es una leyenda, según destacaba el científico noruego Konungs skuggsjá, a la que ni siquiera se acercan los calamares gigantes que de tanto en cuanto se avistan en las costas.

LOS CAMINANTES BLANCOS

   No podemos terminar este repaso a las criaturas de Juego de tronos sin hablar de la más temible de todas: Los caminantes blancos. Estas criaturas que habitan más allá del muro poseen una fuerza sobre humana y congelan todo a su paso, además, protagonizan muchos cuentos para asustar a los niños.

   Esperemos que -a pesar de la decepción que esto pueda suponer para los fans de Juego de tronos- la posibilidad de que vivan en nuestro mundo sea completamente inexistente.