4 de mayo de 2016

Barrio Sésamo demanda a una compañía por usar a Epi y Blas para vender pruebas de enfermedades de transmisión sexual

Barrio Sésamo demanda a una compañía por usar a Epi y Blas para vender pruebas de enfermedades de transmisión sexual
CHILDREN'S TELEVISION WORKSHOP

MADRID, 4 May. (CulturaOcio) -

   Epi y Blas vuelven a estar en el centro de la polémica, y de nuevo por asuntos que, definitivamente, no son para niños. Barrio Sésamo ha demandado a una empresa que vende pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual utilizando de forma no autorizada la imagen de sus dos populares personajes.

    El anuncio en cuestión, de la compañía Mately, muestra a Blas diciendo, "Mira, Epi, no tienes nada de que preocuparte. Todo está bien". Esta publicidad ha despertado la cólera de los abogados de la serie, quienes han adoptado medidas legales contra la compañía.

   Un portavoz de Barrio Sésamo ha explicado esta cuestión. "Mately está haciendo uso ilegal de nuestros personajes. Nos hemos puesto en contacto con sus responsables a través de una carta que les exige echar todo esto atrás", revela en un comunicado.

UNA ARRAIGADA LEYENDA URBANA

   No es la primera vez que Epi y Blas saltan a la plaza pública debido a los rumores sobre su vida sexual. De hecho, existe la leyenda urbana de que el mítico dúo de marionetas es en verdad una pareja homosexual, lo que explica que compartan lecho.

   Como consecuencia de este tipo de comentarios, la propia cuenta institucional de Barrio Sésamo se vio obligada en 2011 a publicar un post a través de Facebook en el que se defendían de estas insinuaciones.

   "Epi y Blas son mejores amigos. Fueron creados para enseñar a los párvulos que la gente puede ser amiga incluso de aquellos muy diferentes a sí mismos", rezaba el comunicado.

   El mítico show zanjó el debate añadiendo: "Aunque ambos se muestran como personajes masculinos y se comportan como humanos, en el fondo son marionetas, por lo que no tienen ninguna orientación sexual".

   Tras esta aclaración a los bromistas, la compañía esperaba no volver a verse en una polémica como la que ha protagonizado junto a Mately. No obstante, a juzgar por los recientes acontecimientos, esta creencia popular permanecerá aún en el imaginario colectivo de quienes crecieron con Barrio Sésamo durante mucho tiempo.