16 de enero de 2017

Adiós al Kiko de Carlos Villagrán: Sus mejores momentos en el Chavo del 8

Adiós al Kiko de Carlos Villagrán: Sus mejores momentos en el Chavo del 8
TELEVISA S.A. DE C.V.

MADRID, 16 Ene. (CulturaOcio) -

Despedir a quien marcó una infancia siempre es difícil, de ahí que el anuncio de propia voz por parte de Carlos Villagrán de que no volvería a interpretar a Kiko, su personaje en El Chavo del Ocho, haya caído como un jarro de agua fría en esta época de veneración de la nostalgia.

Por ello, para que Kiko no caiga en el olvido, ni sus mofletes, ni su vestimenta icónica, ni sus ruiditos a veces casi guturales, esta lista repasa algunos de sus mejores momentos en la serie que le dio la fama junto a Don Ramón o el propio Chavo del Ocho.

El intérprete, a quien le ha costado dejar al personaje, tal y como ha reconocido su hijo, dice adiós a un rol con el que continuó tras el fin de la serie de forma independiente en programas como Ay! Que Kiko.

A continuación, algunos de los mejores momentos de Kiko en El Chavo del Ocho.

1- EL PROBLEMA DE LAS NARANJAS

Si de algo podía presumir Kiko era de exasperar a todo aquel que se le pusiera por delante para, finalmente, hacer el ridículo (y provocar la risa). Aquí demuestra qué facilidad para la comedia tenía Carlos Villagrán.

2- LOS GLOBOS

Casi infinitas sería el número exacto de 'guantazos' que recibió Don Ramón por culpa de Kiko, el sempiterno 'hijo de mamá', que, en este caso, quiere su globo. Pero el Chavo del Ocho no está muy por la labor de dejarle ser feliz.

3- MOLESTAR A DON RAMÓN

Sacar de sus casillas a Don Ramón era uno de sus pasatiempos favoritos. Si le sumamos ese arma que suponía su icónica 'pelotita', así como su voz chillona y su risa irritable, el martillo es el peor de los problemas de Don Ramón.

4- EL MAREO

Cuando Chilindrina y el Chavo se ponían de acuerdo, eran capaces de arramplar con todo. Incluso con el equilibrio de Don Ramón y Kiko que, en una inmejorable muestra de slapstick, acaban por confundir mareo y baile... hasta que aparece Doña Florinda.

5- LA BURLA

Esa forma de poner irascible a cualquiera, incluso al propio Chavo, a quien mediante jugarretas y movimientos de piernas imposibles, acaba por cabrear en una de sus 'peleas'.

BONUS TRACK

Y aquí una recopilación de algunos de los mejores momentos de Kiko, que seguirá en la memoria colectiva y en las voces de los más pequeños que le seguirán intentando imitar.