4 de julio de 2015

Nek: "Llegar a ser una estrella implica muchos sacrificios previos"

Nek: "Llegar a ser una estrella implica muchos sacrificios previos"
GIOVANNI DE SANDRE

MADRID, 4 Jul. (CulturaOcio) -

   Dos años después de su anterior trabajo, Nek está de vuelta con Antes de que hables, el duodécimo álbum en la trayectoria que emprendió a finales de los ochenta este italiano, para quien la música es todavía "un estímulo contínuo".

   "Me gusta comprobar cómo puedo expresarme, jugar con los sonidos y los estilos musicales. Siempre me ha fascinado el híbrido musical, me gusta medirme, me gusta probar los colores de la música y fundirlo con mi pop", explica a CulturaOcio entusiasmado.

   Así, tras confesar que ya está escribiendo nuevas canciones para un futuro disco, asegura que está "siempre componiendo en la cabeza hasta que llega esa inspiración tan fuerte" que necesita "grabarla en un teléfono e ir lo más rápidamente posible al estudio para no perderla".

   "Cuando estoy en el período creativo, pienso melodías para intentar dormir por las noches. Por eso tengo el teléfono muy cerca y a veces me encierro en el baño a grabarme sin despertar a los demás, porque si no lo pierdo... y eso es muy frustrante", plantea entre risas.

SIGUE HACIA DELANTE

   En Sigue hacia delante, primer single del disco, Nek demuestra su pasión investigadora al fusionar "rock, dance pop y música electrónica", todo ello "con un mensaje muy optimista porque es como dar consejo a un amigo o a tu pareja para que no renuncie y siga luchando".

   "Esto también es un poquito el mensaje de mi vida profesional", añade, para después de un instante de reflexión afirmar que esa vida es un "resumen de intentonas, con momentos en los que la vida me ha dado mucho y otros momentos menos buenos".

   Ese mensaje optimista se transmite, a su juicio, gracias al amor que pone en absolutamente todo lo que hace. "Soy una persona que tiene un más entusiasmo ahora que hace 18 años atrás, que siente que aprende más con cada disco y con cada experiencia que vive. Ese es el secreto de todo", remacha.

RELACIÓN CON EL ÉXITO

   Tras vivir etapas de éxito masivo gracias a singles como Laura no está o Para tí sería, Nek asegura que ha cambiado su forma de relacionarse con ese éxito, puesto que su premisa ahora es "resistir en el tiempo".

   "No sé si seré maduro, pero sé lo que me está sucediendo alrededor, con la serenidad de decir este soy yo y si te gusto estoy contento y si no también. No siento la necesidad de tener la respuesta perfecta para todo y soy más yo como persona", reflexiona.

   En cualquier caso, admite que sí le "preocupa" mantener su hueco entre el público, más aún en unos tiempos en los que "el mensaje es que cualquier persona puede llegar ahí y convertirse en una estrella". "Pero llegar a ser una estrella implica muchos sacrificios previos", apostilla.

   "Ser una estrella es el fruto de un trabajo que tiene que existir antes de todo. Cuando yo empecé no existía internet, ni los smartphones, ni los talent shows. Tenía solo mi guitarra, mi grabadora y la esperanza de tocar a la puerta de una casa de discos para que alguien me quisiera escuchar", rememora.

   En este punto, concede que si estuviera empezando ahora, "intentaría la carta del talent show", a pesar de que los considera una vía "peligrosa porque te transporta a lo máximo sin tener una preparación personal ni un equilibrio, y puede falsearte la realidad". "Eso es un peligro importante", sentencia.

LAURA NO ESTÁ

   Tras años de formación previa, el gran éxito global de Nek fue aquel Laura no está con el que deslumbró en las listas en 1997. Uno de esos temas que marcan a fuego la trayectoria profesional de un artista, que en ocasiones puede terminar hastiado de cantarla noche tras noche. Pero no es su caso.

   "Mi relación con Laura no está es perfecta. La química con esta canción sigue siendo muy fuerte porque me transformó la vida completamente. Además, veo la reacción de la gente cuando la canto y siempre es fantástica", apunta.

   Pero como Nek no tiene ninguna intención de mirar al pasado, adelanta que ya está planeando la gira de presentación de Antes de que hables, que comenzará en Italia en octubre y recorrerá Europa. "Y espero volver a España, mi segundo país, por supuesto", zanja con la amplia sonrisa que constantemente irradia honestidad desde su rostro.