20 de octubre de 2015

Mick Jagger quiso protagonizar La Naranja Mecánica con los Rolling Stones y música de los Beatles

MADRID, 20 Oct. (CulturaOcio) -

   Antes de que el cineasta Stanley Kubrick se hiciera con el proyecto para llevar a la gran pantalla la novela de Anthony Burgess La Naranja Mecánica, el guionista Terry Southern estaba a su vez intentando hacer la adaptación cinematográfica con el actor David Hemmings.

   Fue Kubrick quien finalmente se llevó el gato al agua y terminó escribiendo y dirigiendo en 1971 su versión del libro, contando con Malcolm McDowell como protagonista en un papel que ha pasado a la posteridad como uno de los más icónicos de la historia del celuloide.

   Pero antes de eso, hay una historia previa que contar, pues ahora va a salir a subasta a través de Paddle8 una carta de finales de los sesenta con la que Mick Jagger intentó presionar para hacerse con el papel principal en la versión de Terry Southern en detrimento de David Hemmings.

   Esta carta, que se espera pueda venderse por una cantidad entre 18.000 y 25.000 dólares, comienza con un breve texto en el que 'los firmantes' piden "con vehemencia" a Southern que escoja a Mick Jagger en lugar de David Hemmings.

   Y es precisamente en esos firmantes donde está la miga del asunto, pues se trata de los cuatro Beatles (John Lennon, Paul McCartney, Ringo Starr y George Harrison), Marianne Faithfull y Anita Pallenberg, entre otros ilustres.

   En la visión de Jagger de La Naranja Mecánica, él habría sido el protagonista, mientras que el resto de los Stones hubieran ejercido como sus drugos. Por si fuera poco, los Beatles se hubieran encargado de componer la banda sonora.

   Esta es una historia ya conocida y recogida en algunos libros pretéritos, que resurge gracias a la mencionada subasta, pero huelga recordar que el proyecto no se llevó a cabo y, aunque la versión de Kubrick es considerada una obra maestra, no podemos evitar imaginar qué hubiera podido salir de un proyecto de esta magnitud, con Beatles y Rolling Stones tomando al asalto la gran pantalla con un guión con tantas (controvertidas) posibilidades. Imaginar es lo que nos queda.