7 de enero de 2017

De Mariah Carey a Muse: 13 desconcertantes playbacks entre el sonrojo y el cachondeo gamberro

De Mariah Carey a Muse: 13 desconcertantes playbacks entre el sonrojo y el cachondeo gamberro
CORDON PRESS

MADRID, 7 Ene. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Mariah Carey ya sabe lo que es empezar con mal pie un nuevo año, pues se convirtió en el primer trending topic de cachondeo generalizado por su desastrosa actuación ante miles de personas en Times Square y millones de espectadores en el resto del mundo.

Porque sin entrar en la refriega sobre quien tuvo la culpa o si hubo boicot a la diva por parte de los técnicos de la organización (como ella y su equipo han sugerido), la única certeza es que Mariah hizo el ridículo por culpa del mal funcionamiento de... TODO.

Es el problema de los programas televisivos, que por lo general prefieren utilizar música pregrabada para asegurarse de que nada falle, en ocasiones con voz en directo. Pero claro, el peligro en estos casos es que cuando se produce un error, el playback se nota aún más.

Comprendiendo y acompañando en el sentimiento a Mariah Carey, recordamos que ella no ha sido la primera ni será la última. Vamos allá con una decena de ejemplos entre la vergüenza ajena y el despiporre. Y empezamos por ella, eso sí, claro.

MARIAH CAREY

Estás ante una multitud en el epicentro de Nueva York para celebrar el cambio de año y eres incapaz de escuchar por tus monitores (auriculares en los oídos) la música sobre la que tienes que hacer playback. Pones cara de circunstancias, intentas cantar para salvar la situación pero no hay manera y ofreces el micrófono al público mientras bailas una coreografía pobretona. Al final te marchas con evidente enfado y esperas pacientemente a que pase el temporal. Básicamente eso.

BEYONCÉ

Después de varios días de controversia y toneladas de titulares, un portavoz de la Casa Blanca tuvo que aclarar la situación y admitir que Beyoncé 'cantó' sobre una versión pregrabada en la investidura del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, celebrada el 21 de enero de 2013 en Washington. Ni que decir tiene que a los estadounidenses, tan suyos con sus emblemas nacionales, no les gustó demasiado este asunto.

RED HOT CHILI PEPPERS

Red Hot Chili Peppers fueron los invitados en el tramo central de la actuación de Bruno Mars en el intermedio de la Super Bowl de 2014. Y para evitar fallos, decidieron que todo estuviera pregrabado salvo la voz del vocalista Anthony Kiedis. La controversia fue tal que fue el bajista del grupo californiano, Flea, quien tuvo que confesar el truco utilizado 'en favor del perfecto espectáculo televisivo'. Porque lo importante es que todo quedara bonito en la pequeña pantalla, vaya.

MADONNA

La reina del pop se pavonea sobre el escenario y, asombrosamente, aunque se aparte el micrófono de la boca, su voz se sigue escuchando. Eso sí, el público, por lo general compasivo y poco crítico con sus ídolos, en esta ocasión reacciona casi inmediatamente con abucheos y silbidos de desaprobación, mientras Madonna sigue sin más.

LORDI

Este caso es para troncharse de risa. Vale, los finlandeses Lordi pasarán a la historia por ganar Eurovisión a ritmo de heavy metal, pero también tienen su hueco en esta lista debido a un inoportuno 'enganche' del disco que sonaba en un festival al aire libre mientras ellos desarrollaban su show sobre las tablas. Tan lamentable que se queda uno con mal cuerpo. Como un disco rayado, ni más ni menos.

SQUEEZE THEEZE PLEEZE

Menudo papelón el de Pedro Assalino, vocalista de esta formación portuguesa de pop rock. El tipo se cae del escenario en plena 'interpretación' mientras la música prosigue su imparable fluir vocal como si tal cosa. ¡Y él con esos pelos! Suponemos que sin ninguna gana de levantarse, por cierto, con el íntimo deseo de que la Tierra, esta vez sí, literalmente le engullera.

SHAKIRA

El arte de la sincronización de los labios con la música es fundamental para los artistas pop. Es algo que deben controlar con soltura sí o sí, más que nada para evitar presentaciones tan descorazonadoras como esta de una joven Shakira, aún morena, con su éxito 'Ciega, sordomuda'. La colombiana no parece ni tener interés en que la cosa salga bien.

LINDSAY LOHAN

Un caso similar al de Shakira es el de Lindsay Lohan, quien demostró que no es tan sencillo eso de contonearse como una leona rockera por un escenario televisivo sin olvidarse de atender las tareas vocales, por muy pregrabadas que sean. Al final todo se sabe y luego vienen los lloros detrás del telón.

KATY PERRY

Se montó una buena en los NRJ Awards franceses de 2013. Básicamente, porque el playback de 'Roar', el éxito de Katy Perry, comenzó a sonar antes de que ella estuviera en el escenario y a partir de ahí todo fue un desastre. Tanto que hasta el presentador tuvo que cortar la actuación en pleno bochorno. A la segunda intentona se hizo evidente que Katy cantaba con su propia voz en directo. Todavía no se sabe muy bien qué pasó allí, pero el lío fue bonito.

IRON MAIDEN

A diferencia de las estrellas pop, las bandas de rock no son nada amigas de eso del playback y tratan de evitarlo a toda costa. Por eso, por lo general terminan rebelándose a su manera cuando las exigencias del guión les imponen esta dudosa práctica. Es el caso de Iron Maiden, cuyos miembros hacen de todo sobre el escenario menos fingir que tocan, incluso cambiar sus roles en el grupo. Descacharrante.

MUSE

Otros que optaron por el cachondeo fueron los ingleses Muse, quienes en una actuación promocional televisiva en Italia decidieron que lo más coherente era intercambiar sus roles, de manera que el vocalista Matthew Bellamy se convirtió en baterista, y el baterista Dominic Howard ocupó el micrófono principal durante unos minutos dementes (mientras el bajista Christopher Wolstenholme sostenía la guitarra). Que la presentadora fuera a por Dominic pensando que era el cantante 'real' ya sólo fue la guinda para este venenoso plan urdido por la banda como gamberra venganza.

BON JOVI

Es normal que te quedes embelesado después de que te presenten Emilio Aragón y Belén Rueda, por mucho que seas Jon Bon Jovi. Un clásico de la televisión española de principios de los noventa, cuando el cantante, de tanto pasearse en plan romanticón por el escenario termina siendo sorprendido por su propia voz enlatada, que le pilla demasiado lejos del micrófono. Un desliz simpático que queda arreglado en cuanto esgrime su habitual sonrisa de galán y ellas caen rendiditas regalando su perdón.

NIRVANA

Por supuesto, Kurt Cobain y los suyos no iban a pasar por el aro en algo como esto. Es por ello que pactaron voz en directo y música enlatada, algo que en principio parecía dejar contentos a todos. Pero los productores no eran conscientes de con quien se jugaban los cuertos y Nirvana dejaron para la posteridad esta loca 'interpretación' de su clásico 'Smells like teen spirit' con el vocalista prácticamente ejercitando sus dotes para el canto gregoriano y los movimientos a cámara lenta. Necesariamente tuvieron que rodar cabezas. Mítico.