29 de abril de 2017

De Kiss a Oasis: 12 grandes éxitos no cantados por el vocalista principal del grupo

De Kiss a Oasis: 12 grandes éxitos no cantados por el vocalista principal del grupo
REIAL CERCLE ARTÍSTIC

MADRID, 29 Abr. (EDIZIONES - David Gallardo) -

Mientras que hay un montón de bandas sin un vocalista decente, hay otras que son bendecidas con varios talentosos cantantes, como The Cars, The Commodores o The Beatles, todas ellas con diversos singles con diferentes miembros ante el micrófono.

Más allá de estos casos, en ocasiones un grupo decide que una determinada canción puede ser cantada por alguno de los integrantes que suele ocupar otro rol. No es algo que últimamente se haga tanto como en el pasado, pero aquí tenemos una quincena de ejemplos.

THE KINKS: DEATH OF A CLOWN

Dave Davies compuso y cantó algunos de los temas más enternecedores de los Kinks, pero los grandes singles eran cantados por su hermano Ray. Esta canción es una excepción, apareció en un disco del grupo y fue también lanzada en 1967 como single en solitario de Dave, alcanzado el tercer puesto en la lista británica.

THE ROLLING STONES: HAPPY

"No era una grabación para los Rolling Stones", rememora Keith Richards sobre 'Happy', una canción que registró en apenas cuatro horas, mientras esperaba al resto del grupo durante las fructíferas sesiones de Exile on Main St de 1972 en el sur de Francia. Estaban Jimmy MIller en la batería y Bobby Keys en el saxo, mientras que él mismo se encargó de guitarra, bajo y voz.

Richards habitualmente canta alguna canción en los discos de los Stones y esta es la más exitosa. Llegó al puesto 22 en las listas estadounidenses y, curiosamente, al 5 en Francia, el país en el que fue concebida y registrada.

GRAND FUNK RAILROAD: WE'RE AN AMERICAN BAND

Un bar cualquiera en 1973 en Baton Rouge, Grand Funk Railroad se metieron en un interminable debate con Humble Pie sobre si era mejor el rock americano o el inglés. El baterista de Grand Funk, Don Brewer, nombró a Jerry Lee Lewis, Fats Domino, Little Richard y Elvis Presley antes de gritar "We're an American Band!"

Cuando recuperó la sobriedad, convirtió este grito de guerra en una canción y la banda terminó grabándola con el productor Todd Rundgren y el propio Brewer encargándose de las tareas vocales en lugar del cantante habitual, Mark Farner. El single llegó al número 1 y se convirtió en el himno definitivo de Grand Funk Railroad.

THE EAGLES: TAKE IT TO THE LIMIT

Estamos ante el único single de los Eagles (otra banda con dos buenas voces) con el bajista Randy Meisner en la voz principal. Una balada country de 1975 compuesta especialmente para que la cantara él y que se convirtió en uno de los mayores éxitos del grupo. "Fue nuestro primer single en conseguir el Disco de Oro... puede que el único", rememora Glenn Frey.

Aunque al principio todos estaban muy contentos en general y por Meisner en particular, esta canción terminó provocando su salida de la banda un par de años después cuando el bajista quiso en un camerino de Knoxville dejar de interpretar la canción por sus notas tan altas.

KISS: BETH

Una balada de 1976 con una sección de cuerdas y el baterista Peter Criss como vocalista. "Cuando la grabamos el productor Bob Ezrin lo tenía todo preparado con la New York Philarmonic en los estudios Record Plant. Gene Simmons y Paul Stanley estaban en la sala de control haciendo bromas y pitorreándose de mi. Con ese ambiente yo no era capaz de hacerlo, por lo que Bob les expulsó y terminé grabándola en cinco tomas. Fue maravilloso", recuerda Criss.

THE MIRACLES: LOVE MACHINE PT 1

Podría parecer que The Miracles sólo existían con Smokey Robinson, pero cuando el cantante dejó al grupo, el resto grabó un trabajo conceptual titulado City of Angels sobre una pareja de un pequeño pueblo que viaja a Los Ángeles para convertirse en estrellas. Después de conseguirlo, Love Machine es cómo el novio se describe a sí mismo a través de la voz de Billy Griffin, susstituto de Smokey. El single fue número 1 en 1976 y estuvo 28 semanas en el Hot 100, más que ninguna otra obra de The Miracles.

BLUE OYSTER CULT: (DON'T FEAR) THE REAPER

Esta inquietante canción es sin duda la más conocida de Blue Oyster Cult, incluso a pesar de que su temática sobre lo inevitable de la muerte nunca han sido habituales en las listas de éxitos. De las voces no se encarga el cantante habitual Eric Bloom, sino el guitarrista Buck Dharma (también conocido como Donald Roeser, y que años después compuso y cantó también el segundo mayor éxito del grupo, Burning for you).

THE SEX PISTOLS: NO ONE IS INNOCENT

Cuando lanzaron su quinto single, los Sex Pistols ya habían saltado por los aires y Johnny Rotten y Sid Vicious dejaban la banda. Pero Steve Jones y Paul Cook grabaron en Brasil esta canción con Ronnie Biggs, un personaje británico famoso por un gran robo a un tren en 1963 (por eso estaba en Rio de Janeiro viviendo). Biggs dijo que podría haberlo hecho mejor si no hubiera estado borracho, pero fuera como fuese, la canción formó parte de The Great Rock n' Roll Swindle y sorprendentemente se coló en el Top 10 en el Reino Unido en 1979.

SQUEEZE: TEMPTED

Escrita por la dupla integrada por Chris Difford y Glenn Tilbrook, Tempted fue cantada por el teclista ocasional Paul Carrack, que sólo estuvo un disco con la banda (posteriormente llegarían los éxitos en solitario y con Mike & The Mechanics). En el caso que nos ocupa, Tilbrook, cantante habitual, tiene un par de versos en la segunda estrofa, al igual que un irreconocible Elvis Costello, que fue el productor del tema. Tempted fue un éxito en su momento en América y ha terminado convirtiéndose en su éxito icónico.

TOTO: AFRICA

Como la colección de profesionales de estudio que eran, Toto no pusieron al cantante en el centro y frente al micrófono, pero Bobby Kimball y Steve Lukather eran los que solían ocuparse de las voces. En cualquier caso, en su único single número 1, el co-autor y teclista David Paich tomó el micrófono. "Bobby y Steve lo intentaron, pero no cogían el ritmo porque tenían que decir demasiadas palabras en poco tiempo. Así que terminé haciéndolo yo", rememora Paich sobre su éxito de 1983.

HEART: THESE DREAMS

Las hermanas Ann y Nancy Wilson tenían bien repartida la tarea: Ann cantaba y Nancy tocaba la guitarra. Pero en 1986, después de varios años sin un éxito, les ofrecieron dos canciones compuestas por Martin Page y Bernie Taupin. Eligieron These Dreams para que la cantara Nancy, que el día de la grabación tenía un potente resfriado. El arenoso resultado fue el primer single número 1 de Heart.

OASIS: DON'T LOOK BACK IN ANGER

Para el segundo disco de Oasis, (What's the story) Morning glory, el compositor y guitarrista Noel Gallagher presentó a su hermano Liam dos singles potenciales. Le pidió que eligiera una para cantar y le dijo que la otra la cantaría él mismo. Liam optó por Wonderwall y dejó a Noel esta poderosa y épica balada que llegó al número 1 en el Reino Unido en plena 'Oasis-manía'. Desde ese momento, Noel fue teniendo cada vez más espacio para cantar, hasta llegar al momento actual en el que cada uno va por su lado tras la separación en 2009.