23 de agosto de 2013

Imagen del primer contrato discográfico de Nirvana por 600 dólares

Imagen del primer contrato discográfico de Nirvana por 600 dólares
SUB POP

"Este contrato es un acuerdo de grabación en exclusiva entre Kurt Cobain, Chris Novoselic, Chad Channing y Jason Everman (a partir de ahora 'artista') y Sub Pop Ltd (a partir de ahora 'sello')".

Así comienza el texto del primer contrato que Nirvana firmó con la discográfica independiente Sub Pop a finales de los ochenta, y que se formalizó por 600 dólares por un primer año. Todo un pedacito de historia del rock, así, como si no importara.

Eso sí, los dirigentes del sello independiente fueron más precavidos de lo que pudiera parecer, puesto que se guardaron las espaldas con una opción sobre la banda por uno o dos años más, a razón de 12.000 y 24.000 dólares, respectivamente, si la cosa iba bien.

La fecha de inicio del contrato, difundido ahora en internet por la gente de Sub Pop, fue el 1 de enero de 1989, y obligaba a los Nirvana de entonces a grabar un álbum en el primer año, y otro en cada uno de los otros dos siguientes.

A partir de aquí, el resto ya es historia conocida, protagonizada por una banda que arrasó con todo y cambió la concepción del rock en el último tramo del siglo XX. Por obra y gracia de Kurt Cobain.

Recordemos cómo era la banda en 1988, en una de esas grabaciones primitivas y pretéritas que tanto gustan a los fans y sorprenden a los infieles: