6 de marzo de 2019

La grotesca entrevista en la que R Kelly niega (gritando y llorando) todas las acusaciones de abusos y sexo con menores

La grotesca entrevista en la que R Kelly niega (gritando y llorando) todas las acusaciones de abusos y sexo con menores
CBS

MADRID, 6 Mar. (CulturaOcio) -

R Kelly ha concedido a CBS This Morning la primera entrevista tras haber salido de la cárcel de Chicago en la que pasó tres noches en febrero por diez delitos de abuso sexual sobre cuatro mujeres, tres de ellas menores de edad.

El músico salió de prisión después de declararse inoncente y abonar la fianza, pero tendrá que enfrentarse al juez el próximo 22 de marzo, cuando podría ser condenado a entre tres y siete años de cárcel por cada una de las acusaciones.

La entrevista es conducida por Gayle King y tiene una duración total de ochenta minutos, de la que este miércoles se ha emitido un primer avance. En él, Kelly aparece claramente contrariado por las preguntas, llegando incluso a levantarse airado y gritar directamente a la cámara.

Ante este comportamiento, King se ve obligada a pausar la entrevista para dejar que el músico se recomponga. "He sido asesinado, he sido enterrado vivo. ¡Pero estoy vivo!", proclamara tajante en un momento dado de esta entrevista en la que vuelve a negar todas las acusaciones.

La periodista llega a preguntarle por qué había aceptado la entrevista, a lo que contesta: "Estoy muy cansado de todas estas mentiras. He estado escuchando cosas, viendo cosas en los blogs y, ya sabes, estoy sencillamente cansado".

Niega también R Kelly haber retenido a chicas contra su voluntad y usarlas como esclavas sexuales, al tiempo que rechaza todo lo que se cuenta en el documental Surviving R Kelly, en el que se suceden los testimonios que detallan su voraz comportamiento sexual.

"Todo el mundo dice algo malo sobre mí. Nadie dice nada bueno. Estaban describiendo a Lucifer, pero no soy Lucifer. Soy un hombre, cometo errores, pero no soy un demonio y de ninguna manera soy un monstruo", argumenta, acusando después a todas las mujeres que le denuncian de moverse por el dinero.

Por último, asegura que él no ve si sus novias son "más jóvenes" que él, sino más bien si son "legales". Y termina negando que haya pagado a los padres de las chicas para tenerlas con él: "¿Qué tipo de padre y de madre va a vender a su hija a un hombre?"