14 de diciembre de 2014

Las 5 giras esenciales de U2

Las 5 giras esenciales de U2
U2

MADRID, 14 Dic. (CulturaOcio - David Gallardo) -

   La banda irlandesa U2 está de vuelta con un nuevo disco, Songs of Innocence, que entró en nuestras vidas como un elefante descocado en una repleta cacharrería, al aparecer gratis y por sorpresa en todas las bibliotecas de iTunes por ciencia cibernética infusa.

   Pero de toda esa escandalera hace ya tres meses y, cuando la calma había vuelto a las aguas, Bono y los suyos anunciaron a principios de esta semana una nueva gira mundial (Innocence + Experience) que un par de días después ya tuvo que ampliar fechas debido a la elevada demanda de entradas, con prácticamente todos los recitales ya agotados.

   Porque puede que U2 no se muevan como peces en el agua en el universo iTunes, que generacionalmente no les pertenece, pero sí está fuera de toda duda su liderazgo desde hace no pocos lustros en lo que a (grandes) conciertos se refiere.

   No en vano, desde su advenimiento como banda en 1976, el cuarteto ha protagonizado algunas de las giras más recordadas del rock, e incluso ha colocado su último tour mundial hasta la fecha, el mastodóntico 360º, como el más taquillero de la historia con 736 millones de dólares.

   Es por ello que repasamos (por orden cronológico) las cinco giras fundamentales de U2, sin duda una de las bandas que ha llevado el concepto 'concierto de rock' a un nivel superior, inalcanzable para la mayoría, y que todavía no ha dicho su última palabra. Porque los irlandeses no son de rendirse, precisamente.

WAR TOUR (1983)

   Con los primeros pasos llegaron los conciertos en su Dublín natal. Después se abrieron a Londres y el resto del Reino Unido, antes de saltar a Europa. Fueron ganándose una reputación con sus dos primeros discos, Boy (1980) y October (1981), hasta que War (1983) les puso en el mapa gracias a Sunday Bloody Sunday y New Year's Day.

   Fue el War Tour de aquel año, por tanto, el que abrió a U2 a un público que iba creciendo en número sin prisa pero sin pausa. Los auditorios eran cada vez más grandes y daba la sensación de que la banda podía seguir creciendo, gracias, además, a unos directos frescos y vigorosos.

   Así, U2, decidió cerrar esa primera etapa de su carrera con el directo Under a Blood Red Sky, grabado en varios recitales para el álbum, pero filmado para su versión en vídeo en el auditorio de Red Rocks (Denver) a pesar de las inclemencias climatológicas, que casi mandan al garete todos los planes y toda la inversión. El resultado final fue tan épico como inspirador.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

THE JOSHUA TREE TOUR (1987)

   U2 se fogearon de lo lindo durante los ochenta, empezando desde la nada y afianzándose a partir del War Tour de 1983 y su siguiente disco, The Unforgetable Fire (1984), en una época en la que, además, el rock de estadio era tendencia.

   Pero fue en 1987 con el premiado The Joshua Tree cuando alcanzaron el estatus de estrellas planetarias, algo que apuntalaron gracias a una gira en la que por primera vez se enfrentaron a estadios repletos, con una austeridad que ahora resulta impensable y casi incomprensible.

   El músculo de la banda y el poder de las canciones hicieron el resto y crearon el mito grandilocuente que casi fagocita a la propia banda a finales de década, tras el 'relativo descalabro' del álbum Rattle and Hum (1988), que documentaba toda aquella vorágine de asalto al trono.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

ZOO TV (1992-1993)

   No resulta fácil digerir un éxito planetario de las dimensiones del obtenido por U2. Tanto es así que la banda pasó su peor época y coqueteó con la seperación. Pero en lugar de eso, regresaron con el cambio de década reconvertidos en algo totalmente diferente gracias al disco Achtung Baby (1991).

   Su gira de presentación, ZOO TV Tour, pasa por ser una de las más reconocidas de la historia del rock, primero por el estado de forma del grupo, pero también por una escenografía futurista, con un escenario que era en realidad una gigantesta estación de televisión vía satélite.

   Cualquier cosa excesiva tenía cabida en el universo de U2. De hecho, esa era la idea, con decenas de pantallas de televisión, coches colgando del techo, una gran pasarela hasta el centro del estadio (la primera vez que se hacía algo así), duetos virtuales con Lou Reed... ¿la mejor gira de U2? Sí.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

POPMART (1997-1998)

   Pero como los irlandeses son unos cabezotas, Bono, The Edge, Adam Clayton y Larry Mullen no se conformaron y quisieron llevarlo todo aún más al extremo en su siguiente acometida, el Popmart Tour, con una pantalla de dimensiones tan gigante que resultaba adorablemente ridícula.

   Y no sólo el tamaño contaba, puesto que dicha pantalla hacía gala de una versatilidad lumínica y audiovisual que apabullaba al público noche tras noche. Al público que iba a verles, claro, que no era tanto como en otras ocasiones, debido al acercamiento de U2 a la música electrónica imperante en aquellos años, algo que no todos aceptaron.

   Por primera vez en toda su carrera, el cuarteto tuvo que salir a tocar en ocasiones ante estadios a medio llenar, situación que se dio sobre todo en Estados Unidos. Para cuando la gira cogió carrerilla y pasó por Europa y Sudamérica el gentió volvió a apoyar a la banda masivamente, aunque era evidente que algo no terminaba de funcionar.

   Aún así, Popmart ocupa un lugar fundamental entre las giras de U2 por su descaro, por su desafío, por su riesgo y por su innovación. ¿Alguien habría imaginado diez años antes al grupo haciendo techno en un universo de dibujos animados y pop art? Pues eso.

I

360 TOUR (2009-2011)

   Las siguientes giras de U2 (Elevation Tour y Vertigo Tour) no fueron ni de lejos tan relevantes como las mencionadas, aunque mantuvieron sin problemas el estatus del grupo en el olimpo musical, como absolutos dominadores del rock de estadio, en pugna, eso sí, con los Rolling Stones.

   Pero la 'batalla' se decantó por el bando irlandés con el 360 Tour, de nuevo una locura insaciable, con un escenario con forma de garra y una gran pantalla también circular que incluso se contraía y expandía según las necesidades de cada canción.

   Puede que esta gira no tuviera el nivel interpretativo de algunas otras, aunque el hecho de que U2 volviera a apostar el todo por el todo a la hora de ofrecer un espectáculo ciclópeo y hercúleo funcionó, y de qué manera. Tanto es así que la gira es todavía la más taquillera de la historia con 736 millones de dólares. Porque para U2 (y sus fieles) el tamaño sí importa.

Previa YoutubeCargando el vídeo....