2 de enero de 2017

Cruce de acusaciones entre los organizadores y el equipo de Mariah Carey tras el desastre de Times Square

Cruce de acusaciones entre los organizadores y el equipo de Mariah Carey tras el desastre de Times Square
CORDON PRESS

MADRID, 2 Ene. (EDIZIONES) -

Era cuestión de horas que comenzara el cruce de acusaciones después de la desastrosa (y ya legendaria) actuación de Mariah Carey en Nochevieja en la Times Square de Nueva York, y que también millones de personas siguieron por televisión, convirtiendo a la artista en el primer gran trending topic del año.

Así las cosas, la mánager de la artista, Stella Bulochnikov, ha recalcado que el problema principal era que Mariah no se escuchaba a sí misma ni a la música a través de los monitores de sus oídos, algo absolutamente necesario para que pudiera interpretar las canciones.

"Se lo dijimos a los técnicos diez minutos antes de empezar la actuación. Cambiaron las baterías y seguían sin funcionar en la frecuencia adecuada cuatro minutos antes. Se lo dijimos de nuevo y respondieron que funcionarían cuando saliera al escenario, algo que nunca ocurrió", ha añadido la mánager en un comunicado en Billboard.

Esto provocó que Mariah terminara quitándose los monitores (auriculares), pero tampoco podía escuchar la música debido a los gritos de la muchedumbre. Al término de la actuación empezaron las llamadas y la mánager pidió a los responsables del programa televisivo que no lo emitieran en la Costa Oeste, que va varias horas por detrás, pero la respondieron que eso era imposible.

"Les pregunté por qué querían emitir una actuación con problemas técnicos, salvo que quisieran provocar 'ojos como platos' a cualquier precio", añade Bulochnikov, quien además, debido a su monumental enfado, rechazó hacer un comunicado conjunto con la organización del evento.

No falta alguna otra versión de lo sucedido, como esa fuente anónima de la organización que, según Billboard, asegura que Mariah Carey tuvo mucho tiempo para ensayar pero eligió no hacerlo, llegando incluso a usar una doble para ensayar en su lugar en la mañana de ese mismo día 31 de diciembre. Y afirma que todo funcionaba perfectamente entonces en la parte técnica.

Los organizadores, Dick Clark Productions, empresa con más de cincuenta años de experiencia en eventos para televisión, también han difundido un comunicado, claro: "Sugerir que nosotros, que hemos producido The American Music Awards, Billboard Music Awards, New Year's Rockin Eve y Academy of Music Awards, hemos comprometido intencionadamente el éxito de una artista, es difamatorio, indignante y francamente absurdo".

"En muy raras ocasiones por supuesto hay errores técnicos que pueden ocurrir en la televisión en directo. En cualquier caso, nuestra investigación inicial ha indicado que Dick Clark Productions no estuvo implicada en los problemas relacionados con la actuación de Mariah Carey. Tenemos el mayor respeto por ella como artista y reconocemos sus enormes logros en la industria", prosigue el comunicado.

Lo único que parece claro, por tanto, es que los monitores-auriculares en los oídos de la cantante estaban configurados en una frecuencia errónea, algo que, según fuentes de la organización, es culpa del equipo de Mariah Carey. ¿Seguirá el culebrón? De momento, ella ya se ha convertido en la primera reina de 2017, aunque no por los motivos más deseables.