11 de diciembre de 2013

El cantante de Reincidentes, Fernando Madina, denuncia trata "vejatorio" durante su retención en EEUU

El cantante de Reincidentes, Fernando Madina, denuncia trata "vejatorio" durante su retención en EEUU
MIAMI

Primeras declaraciones del cantante y bajista de Reincidentes a las pocas horas de aterrizar en Madrid.

  El cantante y bajista de Reincidentes, Fernando Madina, ha denunciado este miércoles que ha sufrido un "trato vejatorio" por parte de las autoridades durante los tres días que ha estado retenido en Estados Unidos y ha asegurado que presentará una demanda ante quien corresponda, que en principio podría ser contra la policía aeroportuaria de Estados Unidos.

   Así lo ha señalado Madina durante la rueda de prensa ofrecida en el Centro Social La Fe de Madrid tras aterrizar en el aeropuerto de Barajas, después de haber estado tres días retenido en el centro correccional Turner Guilford Knight por protagonizar un incidente en el aeropuerto de Miami.

   Madina ha relatado que comió y bebió "unas cervezas" en el aeropuerto de Miami durante la escala que el grupo hizo antes de disponerse a embarcar con destino a Quito (Ecuador) para participar en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes.

   Pero un trabajador de la aerolínea American Airlines con la que el grupo iba a viajar a Quito decidió que no podía embarcar porque "olía a alcohol", algo que ha reconocido Madina, por lo que debía coger un avión al día siguiente.

   Madina insistió en que le dejaran volar porque "tenía que trabajar" en un concierto en Quito. "Vivimos de esto y nuestras familias también", le indicó a los responsables de la compañía, pero --según su versión-- respondieron que eso no les importaba. Entonces, al cantante le dio un "calentón" y llamó "loco" y "persona ruin" al trabajador de la compañía.

   Además, tiró el equipaje al suelo, momento en el que el cantante fue esposado y llevado al centro de detención del aeropuerto, de donde fue trasladado al centro correccional, una "auténtica cárcel", según ha indicado el artista, "donde incluso a los presos les ponían un vídeo en el que se muestra qué hacer si sufrían una violación".

NI ABOGADO, NI LLAMADA

   Madina ha lamentado las condiciones de vida en la "cárcel" de Miami y ha dicho que las prisiones españolas son "hoteles" en comparación con lo que ha visto. Según la descripción del artista, la celda era mínima, la cama se situaba al lado de la letrina y los presos no tienen ni almohada ni manta.

   Según ha denunciado, durante su estancia en la "cárcel" no le permitieron llamar a su familia y no le facilitaron ni un traductor ni un abogado de oficio, algo contra lo que presentará una demanda. Además, no tiene ningún papel o documento que indique que estuvo retenido en el centro correccional.

   El día del juicio, que se realizó por videoconferencia, el juez declaró el caso anulado y le felicitó por tener "47 años y una banda de rock". "Me dejó helado y pensé en lo que diría si llega a conocer a Rosendo", ha bromeado.

   Aunque el viceconsul de España en Miami se trasladó hasta el centro correccional el día en que el cantante de Reincidentes fue puesto en libertad y se preocupó durante le proceso, Madina indica que "lo podía haber hecho mejor".

   Madina asegura que Estados Unidos vive en una "esquizofrenia" y que su concepto del "miedo y la autodefensa" les lleva a vivir en una "paranoia colectiva". "Al pasar por su país ya eres un posible sospechoso y si eres detenido eres escoria", indica.