29 de diciembre de 2016

VÍDEO: El mejor tributo a Debbie Reynolds se lo rindió su hija Carrie Fisher

VÍDEO: El mejor tributo a Debbie Reynolds se lo rindió su hija Carrie Fisher
GETTY

MADRID, 29 Dic. (CulturaOcio) -

El mundo del cine está llorando la muerte de Debbie Reynolds, una de las grandes actrices de los años 50 y 60 gracias a clásicos como Cantando bajo la lluvia o Molly Brown siempre a flote. La intérprete falleció este miércoles, justo un día después de que lo hiciera su hija Carrie Fisher, quien hace un año le rindió el mejor homenaje posible.

Durante la ceremonia de entrega de premios del Sindicato de Actores de 2015, Reynolds recibió el galardón en reconocimiento a toda su trayectoria profesional. Y su hija Carrie Fisher fue la encargada de otorgarle el premio, que acompañó con un emotivo y divertido discurso. Reynolds fue "más que una madre" para Fisher. "Es una abuela para mi supuesta hija, una estilista no solicitada, decoradora de interiores y consultora matrimonial", bromeó Fisher en su discurso.

La actriz también comenta lo "difícil" que le resulta "compartir" a su madre con los "adorables fans que la tratan como si fuera parte de sus familia". Además de alabar el trabajo de su progenitora como actriz, cantante y bailarina, también destacó la dedicación de Reynolds a la hora de dar visibilidad a las enfermedades y trastornos mentales, que ella misma padecía. A Carrie Fisher le fue diagnosticado un trastorno bipolar con el que convivió durante años y que las convirtió, a madre e hija, en pioneras en la lucha pública contra este tipo de enfermedades.

Finalmente, cuando su madre pronunció su discurso, Reynolds recordó el moño que llevaba cuando rodó Cantando bajo la lluvia, "un moño muy feo", y señaló que advirtió a su hija para que tuviera cuidado con los peinados extraños que pudieran hacerle en Star Wars. "Afortunadamente, George Lucas le puso dos moños", bromeó Reynolds refiriéndose al mítico peinado de la princesa Leia.

La actriz falleció este miércoles a causa de una apoplejía, dejando tras de sí títulos como Cantando bajo la lluvia, Un muerto recalcitrante, Cómo atrapar a un marido o Molly Brown, siempre a flote, con la que consiguió su única nominación al Oscar como mejor actriz. También apareció en series como Will y Grace, Vacaciones en el mar o Aloha Paradise.