1 de noviembre de 2016

La Policía de Nueva York ficha a Batman para luchar contra los Payasos Asesinos

MADRID, 1 Nov. (CulturaOcio) -

"Por favor, llame al 911 si observa algo sospechoso y usaremos la Batseñal desde lo alto del Village Hall donde brilla la luz azul". Con estas palabras, pertenecientes al comunicado de un departamento de policía de Nueva York, ambos bandos han consolidado su relación en la lucha contra la avalancha de gente disfrazada de payasos terroríficos.

La policía de Fairport hizo público así que el departamento solicitó la ayuda de Batman para combatir la "epidemia de payasos locos". El mensaje, obviamente, es irónico pero, aún así, parece en la foto adjunta como si hubieran cerrado el trato de colaboración.

"La policía de Fairport tiene ahora una ventaja sobre la epidemia de Payasos Locos que ha estado asolando a la nación", reza el comunicado del departamento. "Hemos recibido información de que estos payasos son los secuaces de... lo adivinaste... el Joker. Tras la verificación de esta nueva información, el Departamento de Policía de Fairport ha reclutado la ayuda del Superhéroe Favorito de América, ¡Batman!", dicen los agentes en su publicación.

Tras ello, la broma continúa: "Se le ha dado un uniforme de policía de Fairport y un coche de policía para patrullar el área en alerta por si observa cualquier actividad sospechosa. Por favor, llame al 911 si observa algo sospechoso y usaremos la Batseñal desde lo alto del Village Hall donde brilla la luz azul. Feliz Halloween de parte los miembros del Departamento de Policía de Fairport", finaliza el escrito.

EL PROBLEMA CON LOS PAYASOS

No queda claro cómo se siente ante esto el comisario de policía -que ojalá se apellide Gordon-, por si hicieran mella en él cierta envidia o algunos celos. Y eso que esta no es la primera vez que Batman ha tenido que vérselas con los Payasos Asesinos.

Hace poco, en Reino Unido, salieron a la luz las fotografías del Caballero Oscuro dando caza a los payasos que estaban aterrorizando a los niños. Una tienda de disfraces local, Cumbria Superheroes, reconoció ser la que envió al justiciero de Gotham a perseguir a los maleantes.