La petición a Disney para "recontratar a James Gunn" ya supera las 400.000 firmas

La petición a Disney para "recontratar a James Gunn" ya supera las 400.000 firmas
14 de septiembre de 2018 REUTERS - ARCHIVO

MADRID, 14 Sep. (CulturaOcio) -

El controvertido despido de James Gunn por parte de Disney sigue dando que hablar. El director de Guardianes de la Galaxia fue apartado de la compañía a finales del pasado mes de julio. La razón: unos tuits escritos hace más de una década. Tal fue la indignación de algunos fans, que un grupo lanzó una petición online para convencer a Disney de recuperar al cineasta para el Universo Cinematográfico Marvel.

Ahora, dicha petición acaba de superar las 400.000 firmas, una cifra que todavía está creciendo. Lanzada en Change.org en julio por el usuario Chandler Edwards, la petición afirma que, aunque las bromas que hizo Gunn eran de mal gusto, no dejaban de ser bromas y un mal intento de hacer humor. Además, concreta, Gunn hizo esas bromas años antes de que comenzara a trabajar para Disney.

Los miles de fans que han firmado esta petición no están solos. Dave Bautista, protagonista de las películas en el papel de Drax el Destructor, no dudó en posicionarse a favor del director. "James Gunn es una de las personas más cariñosas, afectuosas y amables que he conocido", comentó tras su despido. A comienzos de agosto añadió que "haré lo que estoy legalmente obligado a hacer, pero Guardianes sin James Gunn no es para lo que firmé. Guardianes sin James simplemente no es Guardianes".

Por supuesto, la petición en sí misma no significa que Disney vaya a dar marcha atrás en su decisión, pero sí es una buena muestra de que una gran parte de los seguidores de Marvel están en contra del despido y las razones que lo provocaron. James Gunn tendrá al menos el consuelo de que los fans de sus películas están a favor de su regreso al Universo Cinematográfico Marvel.

La versión de Disney, emitida en julio a través de un comunicado firmado por el presidente de Walt Disney Studios, Alan Horn, aseguraba que las bromas eran "indefendibles e incongruentes con los valores de nuestro estudio".