23 de diciembre de 2015

Líder Supremo Snoke: 6 claves del gran villano de Star Wars El despertar de la Fuerza

Líder Supremo Snoke: 6 claves del gran villano de Star Wars El despertar de la Fuerza
DISNEY

MADRID, 23 Dic. (CulturaOcio)

   Su voz fue la primera que escuchamos hace ahora un año en el primer teaser de Star Wars VII, y desde entonces, el Líder Supremo Snoke sigue misterio. Ahora, lejos de despejar los muchos interrogantes que se ciernen sobre esta tenebrosa figura, el estreno de El despertar de la Fuerza ha generado más preguntas sobre el personaje que capitanea a los acólitos del Lado Oscuro de la Fuerza efn la nueva era de la saga.

   Andy Serkis, el hombre que interpreta al personaje a través de la técnica de captura del movimiento -una disciplina en la que es experto y con la que ha firmado trabajos sobresalientes como el Gollum de El Señor de los Anillos o César en la nueva saga de El Planeta de los Simios- ya avanzó en su momento que ni él mismo sabía mucho de Snoke, el líder de la Primera Orden, el grupo que intenta restaurar la tiranía del Imperio en la Galaxia.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS))

   Un personaje que el director de la cinta, J.J. Abrams define de forma parca como "una figura poderosa en el lado oscuro de la Fuerza". Y es que el General Hux, la Capitán Phasma y, sobre todo, Kylo Ren son grandes enemigos a batir por parte de las fuerzas de la luz, pero Snoke es el verdadero y gran enemigo.

LOS JEDI NO SON UN MITO PARA ÉL

   "Es muy consciente de lo que está pasado, en el sentido de que conoce los eventos anteriores". Esta fue una de las pocas revelaciones que hizo Serkis sobre su personaje. Una figura que conoce el pasado y que no ha relegado -como parece que ocurre en el resto de la galaxia- a los jedi a la categoría de mito, una leyenda que forma parte de otros cuentos épicos que conocen los más viejos del lugar. Pero Snoke sabe perfectamente quién es su enemigo... y que todavía es real.

SIEMPRE HAY DOS, MAESTRO Y APRENDIZ

   Es evidente que lugar que Snoke está llamado a ocupar en el imaginario de Star Wars es el de Palpatine (a.k.a. Darth Sidious) al igual que es Kylo Ren, el personaje al que da vida Adam Driver, quien debe hacer lo propio con Darth Vader. En un pasaje de la película Leia incluso culpa a Snoke por ser el culpable de que su hijo Ben Solo (Adam Driver), sucumbiera al Lado Oscuro. Es más, al final de la película reclama que le traigan a Kylo ante él para completar su entrenamiento.

DEFORMADO Y LLENO DE CICATRICES

   En cuanto a su aspecto físico, uno de los misterios mejor guardados, lo poco que hemos podido ver del personaje en las lúgubres escenas en las que aparece en El Despertar de la Fuerza ya nos dan algunas pistas. No sabemos nada pasado de Snoke, pero su rostro marcado de cicatrices ya apunta a que el personaje tiene una historia nada plácida y marcada -al menos en algún momento- por la violencia.

¿BUSCA VENGANZA?

   ¿Son los eventos que causaron sus lesiones la razón de su actual comportamiento? ¿Se enfrentó a los jedi en el pasado y ahora busca venganza? Estos son algunos de los interrogantes que despierta el nuevo y poderoso señor oscuro. "Evidentemente cuenta con un gran plan. Ha sufrido mucho y, como ya he dicho, hay una extraña vulnerabilidad en él", afirmó Serkis en su momento.

ES ALTO... O QUIZÁ NO TANTO

   Los primeros rumores sobre el personaje, así como las escasas secuencias en las que aparece en El despertar de la Fuerza, apuntan a que la presencia física de Snoke es imponente. Vemos una figura gigantesca en un pedestal también enorme que habla desde las alturas a sus dos lugartenientes: el general Hux y Kylo Ren. Sin embargo, luego descubrimos que no es él en persona, sino que es un holograma, por lo que no podemos saber si su tamaño es tan imponente en realidad.

HOLOGRAMA

   Y este es precisamente el último dato que sabemos de Snoke, que no le hemos visto en persona. Se dedica a despachar con sus subalternos a través de un holograma al que, eso sí, deben rendirle veneración como si estuvieran en su presencia. Un elemento que cumple un doble propósito, subrayar los paralelismos con la figura del viejo y ya difunto Emperador y ampliar el misterio sobre el personaje que se antoja clave en el futuro de la saga y en los Episodios VII y IX.