23 de octubre de 2015

Laia Costa: "Victoria representa la generación del desencanto, pero es una idealista"

Laia Costa: "Victoria representa la generación del desencanto, pero es una idealista"
MONKEYBOY

LOS ÁNGELES, 23 Oct. (CulturaOcio - Raquel Laguna)

   La actriz Laia Costa estrena la película Victoria, un thriller de acción dirigido por el alemán Sebastian Schipper y que llega a los cines de España este viernes.

   En esta entrevista concedida a CulturaOcio.com en Los Ángeles, la intérprete barcelonesa nos habla de su personaje y de su experiencia al rodar esta interesante cinta, premiada en el Festival de Cine de Berlín y en los premios del cine alemán Lola, donde la joven se convirtió en la primera actriz española en ser galardonada como mejor actriz protagonista.

   El tiempo entre costuras o Pulseras Rojas son dos de las series televisivas en las que ha participado Laia Costa, quien disfruta por igual haciendo cine o televisión. En cuanto al tipo de mujer que le gustaría interpretar en la gran pantalla, la actriz lo tiene muy claro. Un papel femenino protagonista, de esos que se echan en falta y que hay que reclamar.

¿Qué te atrajo de este proyecto?

Al principio, cuando hice el casting, no tenía mucha información. Solo sabía que sería un plano secuencia, que hablaría de un atraco y que tenía que estar tres meses en Berlín. Con eso decidí que sí, que nos íbamos a la aventura. Luego, durante el proceso de ensayo, ya descubrí la historia.

¿Qué es lo que más te gusta de Victoria, tu personaje?

Me gusta que, pese a representar la generación actual del desencanto y desilusión, sigue siendo una idealista. Y tengo la sensación de que ella buscaba una noche como esa. Me gusta que Victoria sigue adelante, a pesar de todo lo que está pasando. Se hace fuerte y tiene las ideas más claras. Ya no escapa lo que quiere ser, sino que lo enfrenta sin ningún tipo de complejo. Eso es lo que más me atrajo del personaje.

Sería todo un reto el grabar la película en un único plano secuencia...

Claro, eso fue un reto para todos y un esfuerzo que hizo todo el equipo, pero que luego nos ha traído muy buenas recompensas también.

¿Os sorprendió el éxito de la película en el Festival de Cine de Berlín?

Sí, porque cuando la rodamos nadie estaba esperando resultados. Durante el rodaje, los que estábamos implicados en la película solo estábamos centrados en el trabajo y en el proceso creativo. Por eso todos los éxitos que han venido después sientan muy bien.

¿Cómo fue trabajar con el director, Sebastian Schipper?

A mí me gustó mucho el proceso creativo que nos propuso, que es una manera de rodar que yo no había hecho todavía. Sebastian trabaja mucho desde la intuición y la confianza. Todo el proceso fue una improvisación, donde el guión y la historia la vamos construyendo entre todos poco a poco. Eso es impensable en otro tipo de proyectos. Aquí la norma cinematográfica clásica se rompe.

¿Cómo te sientes más cómoda, haciendo cine o televisión?

En todo. El formato me da lo mismo porque he disfrutado por igual haciendo cine como televisión. Lo importante es que el guión y el personaje te gusten. Además, hoy en día hay muchísimas series de televisión con calidad de cine.

¿Te gustaría probar suerte en Hollywood, como han hecho otros actores españoles?

Yo todavía no he hecho cine en España y yo quiero trabajar en España. Creo que la profesión del actor es tan voluble, que cuesta mucho decir dónde quieres trabajar. Tienes que ir donde haya trabajo. A mí me encantaría trabajar en cualquier sitio del mundo donde haya un buen proyecto.

Como actriz, ¿qué tipo de mujer te gustaría interpretar?

Como parezco más joven de la edad que tengo, siempre estoy interpretando chicas de 20 años. Me gustaría interpretar a chicas de mi edad, pero eso llegará porque todos nos vamos haciendo mayores... (Risas). No sé qué tipo de mujer me gustaría interpretar... Sencillamente que fuera la protagonista, por el simple hecho de que ahora hay una reivindicación muy grande a favor de los papeles para mujeres. Puedo entender que quienes manejan esta industria son hombres, en teoría, pero eso no quita que tengamos que reclamar más papeles femeninos protagonistas en el cine.