21 de diciembre de 2015

¿Por qué Kylo Ren odia su máscara?

MADRID, 21 Dic. (CulturaOcio)

   Kylo Ren, el nuevo villano de Star War: El despertar de la Fuerza, no sólo ha tenido que lidiar con la Resistencia en el Episodio VII, sino que hasta su propio traje se ha puesto en su contra. Adam Driver, el actor que da vida al sucesor de Darth Vader como símbolo del Lado Oscuro, ha confesado que la máscara de Kylo Ren es lo más incómodo que ha llevado nunca.

   En unas declaraciones a Uproxx, Driver, acompañado por su compañero de reparto Oscar Isaac, explicó las dificultades que encontró al llevar puesta la máscara de Kylo Ren. "A día de hoy, todavía no sé quién está en la película, porque no he visto a nadie", bromeaba el actor.

   Driver también explicó que hablar con esa máscara puesta fue todo un reto. El actor se preparó la voz que pondría para interpretar a Kylo Ren, pero cuando se puso la máscara el primer día de rodaje se dio cuenta de que no sonaba igual. En esa situación, Driver no pudo más que improvisar otra voz mientras rodaba la primera escena junto a Isaac.

   Teniendo en cuenta todas estas dificultades, a buen seguro que para Driver el mejor momento de la película es cuando se quita la máscara y no sólo por el hecho de que su cara aparezca en una de las sagas más importantes de la historia de cine, sino porque fue una auténtica liberación para el actor.

   Precisamente la máscara de Kylo Ren fue uno de los diseños en los que más trabajó J.J. Abrams, que quería que se convirtiera en el gran símbolo de la Primera Orden. Pero al parecer, su funcionalidad deja bastante que desear, al menos para el actor. En todo caso su máscara, creada especialmente para la ocasión, junto con su peculiar sable láser, se han convertido en las dos grandes señas de identidad de uno de los personajes capitales en la nueva era de la saga.

UN AUTÉNTICO TAQUILLAZO

   En su primer fin de semana en las salas, Star Wars: El despertar de la Fuerza ha recaudado 517 millones de dólares en todo el mundo, unas cifras arrolladoras para un estreno en el mes de diciembre. A falta de la actualización de su recaudación, ya está a solo un paso de superar a Jurassic World, que amasó 524,9 millones de dólares. Es más, en este punto hay que destacar que la cinta de dinosaurios contó con el estreno en China, mientras que el Episodio VII no llegará al país asiático hasta enero.

   Se prevé que esas cifras sean aún más espectaculares cuando se sepan los números totales del fin de semana, y habrá que esperar para saber si El despertar de la Fuerza superará los casi 3.000 millones recaudados por Avatar.

   Las cifras ya eran prometedoras durante su primer día en Estados Unidos, que arrasaron con 238 millones de dólares en la noche de su estreno.