18 de julio de 2017

Juego de tronos: ¿Cómo matar a un Caminante Blanco?

Juego de tronos: ¿Cómo matar a un Caminante Blanco?
HBO

   MADRID, 18 Jul. (CulturaOcio) -

   Cersei Lannister, Danerys Targaryen, Jon Snow, Euron Greyjoy, Sansa Stark, Petyr Baelish... Sea quien sea quien esté sentado en el Trono de Hierro, más pronto que tarde tendrá que hacer frente a la cruda realidad, es decir, al crudo Invierno. El Rey de la Noche, sus Caminantes Blancos y su ejército de muertos se acercan y, una vez que superen el Muro y su magia, habrá muy pocas cosas que puedan detenerlos.

   "Lo que está muerto no puede morir". El axioma de fe del Dios Ahogado de las Islas del Hierro es bastante útil para explicar qué ocurre con los Caminantes Blancos en el campo de batalla. Sin las armas adecuadas son, prácticamente, indestructibles. Ahora que la invasión de la gélida horda es inminente la gran pregunta es: ¿Cúales son estas armas y dónde están?

   A la espera de ver de qué son capaces Drogon, Viserion y Rhaegal cuando se enfrenten a las huestes del Rey de la Noche, hay dos elementos conocidos que pueden matar a los Caminantes Blancos: el acero valyrio, material del que están hechas un puñado de espadas reparatidas entre algunos de los guerreros más valerosos -o más infames- de Poniente, y el vidriagón, un mineral bastante escaso de cuyas propiedades pocos en Poniente tienen conocimiento.

   La historia de este mineral viene de lejos. En un flashback emitido en la sexta temporada, las visiones/regresiones de Bran mostraron como los Hijos del Bosque -en el marco de su guerra contra los Primeros Hombres- crearon al Rey de la Noche atravesando el corazón de un hombre con una hoja de vidriagón. Y como suele ocurrir cuando hay magia de por medio, tan solo lo que creó a estas criaturas puede ser capaz de destruirlas.

  

   Teniendo esto en cuenta, los miembros de la Guardia de la Noche eran quienes -por razone obvias- más apreciaban este cristal oscuro de origen volcánico. Tenían pequeños arsenales para defender el Muro e incluso al otro lado para hacer frente a un eventual ataque de los Caminantes Blancos. De hecho, Sam encontró uno Más Allá del Muro, concretamente en el Puño de los Primeros Hombres, y gracias a él fue capaz matar a un Caminante Blanco con una daga de obsidiana.

   

   Y precisamente ha sido Samwell Tarly quien durante sus clandestinos estudios en la Ciudadela ha realizado al inicio de la séptima temporada un hallazgo que puede ser clave en la Guerra que está por llegar. Se trata de un yacimiento de vidriagon, una montaña bajo tierra, oculta en Rocradragón, el feudo de los Targaryen -que ocupó Stannis durante años- y que ahora Daenerys ha recuperado. Un filón en estos tiempos previos a la contienda con los muertos que ya se dejó ver en los avances de esta séptima temporada.

   Si Sam consigue hacérselo saber a Jon, y este logra hacer que el resto de mandatarios de los Siete Reinos entre en razón y unan fuerzas para luchar contra el gran enemigo, este yacimiento puede ser la clave para que los vivos, armados con vidriagón, tengan una oportunidad en su guerra contra los muertos.