2 de marzo de 2017

Irán censura el escote de Charlize Theron en los Oscar

  • Irán censura el escote de Charlize Theron en los Oscar
ILNA NEWS

MADRID, 2 Mar. (CulturaOcio) -

Las anécdotas derivadas de la pasada gala los Oscar parecen no agotarse. Durante la retransmisión de la ceremonia en Irán el medio encargado de la misma, ILNA News, censuró de una manera muy particular la vestimenta de Charlize Theron.

La actriz era la encargada de presentar la mejor película de habla no inglesa, categoría que ganó el iraní Asghar Farhadi. Mientras que en el resto del mundo ese momento vino marcado por la gran ausencia del director, en Irán el momento destacó por las 'transformaciones' que sufrió Theron.

En el inicio del video se observa como se sobreponen chapuceramente unas 'mangas' y un 'cuello alto' con Photoshop sobre el vestido que originalmente muestra los hombros y escote de la presentadora.

A medida que avanza la presentación, el Christian Dior que llevaba la actriz sudafricana se transforma de nuevo. Los productores iraníes deciden que el clásico efecto opaco es mucho más efectivo para 'proteger' a su audiencia de la para nada escandalosa elección de vestuario de Charlize Theron.

No solo se censuró a la actriz, sino que la ingeniera estadounidense-iraní Anousheh Ansari -encargada de aceptar el premio en nombre del director Asghar Farhadi- se ve afectada también: esta vez aparece un triángulo para cubrir el pequeño resquicio de su piel que no oculta su vestido.

"No estoy allí por respeto a la gente de mi país y de las otras seis naciones que han sido humilladas por una ley inhumana que prohíbe la entrada de inmigrantes en Estados Unidos", afirmaba en su comunicado el director que también aseguró que "dividir el mundo en categorías de 'nosotros' y 'nuestros enemigos' genera miedo" y supone "una justificación engañosa para la guerra y la violencia".

Su discurso, motivado por las políticas migratorias llevadas a cabo por Trump, fue uno de los más reivindicativos de la gala. Pero el esfuerzo por parte de Farhadi de reclamar la importancia de los derechos humanos se ha visto 'empañado' -nunca mejor dicho- por la actitud de la cadena televisiva de la República Islámica de Irán.