6 de mayo de 2013

Helen Mirren, vestida de reina, regaña a un grupo de percusionistas

Helen Mirren, vestida de reina, regaña a un grupo de percusionistas
GETTY

La actriz Helen Mirren ha ofrecido otra actuación sensacional como la reina Isabel después de salir furiosamente de un teatro de Londres, vestida como la monarca, para ofrecer unos cuantos improperios a un grupo de percusionistas que estaban echando a perder la obra, según reporta la agencia Reuters.

Enfurecida por los fuertes golpes en el exterior del Gielgud Theatre, donde Mirren interpreta a la reina en la obra 'The Audience', salió corriendo durante el intermedio, el sábado por la noche, para decirles que se callaran, utilizando unas cuantas blasfemias.

"Me temo que se usaron unas cuantas palabras "dramáticas". Tuvieron una bronca muy real pero tengo que decir que fueron muy dulces y pararon inmediatamente", dijo Mirren al diario Daily Telegraph.

Mirren, de 67 años, que el mes pasado sumó el premio a la mejor actriz de teatro británica al Oscar que consiguió con 'La reina', en 2006, dijo que el sonido era tan alto que estaba molestando a actores y espectadores por igual.

Los miembros del público dijeron que habían intentado sin éxito silenciar a los percusionistas, pero la visión de una de las actrices británicas más prestigiosas vestida como la monarca lo consiguió.

Imágenes grabadas con teléfonos móviles y emitidas en Sky News mostraron a una enfadada Mirren, ataviada con una tiara y perlas, abordando a los percusionistas, agitando los brazos y gesticulando airadamente antes de que la música parara de repente.

"Literalmente salí del escenario, directo a la puerta y me hice camino entre la gente que estaba mirando y dije: ¡Paren, tienen que parar ahora mismo!, sólo que puede que haya usado un lenguaje más fuerte que ese", dijo al periódico.

"Fueron muy dulces y pararon en el momento en que vieron que no era sólo una anciana rara sermoneándoles en la calles del Soho. La actriz dijo sentirse "fatal" por este acto, pero por otro lado "estaban destrozando nuestra actuación así que había que hacer algo" aseguró Mirren.

Liam Emerson, el director musical de los percusionistas de Batala London que habían sido contratados para anunciar un festival gay que se celebra a finales de mayo, dijo que no habían tenido intención de molestar a nadie.

"Su lenguaje fue muy vulgar, lo que mirando atrás en realidad es bastante divertido", dijo a Sky News. "Pero una vez que me di cuenta de que era Helen Mirren y que estábamos junto a un teatro nos paramos y nos disculpamos amablemente" señaló Emerson.