10 de octubre de 2015

Ellen Page protagonizará el remake de Línea Mortal

MADRID, 10 Oct. (CulturaOcio) -

   Ellen Page se encuentra en conversaciones para liderar el reparto del remake de Línea Mortal. El film contará de un modo diferente la historia de un grupo de jóvenes estudiantes de medicina que experimentan con los límites entre la vida y la muerte, con sus correspondientes consecuencias paranormales.

   De momento, según apunta The Hollywood Reporter, las negociaciones con Page no se han cerrado. De llegar a buen puerto puede que la joven actriz interprete la doctora Rachel Mannus que encarnó Julia Roberts o puede que si la línea argumental de cinta varie por completo y la historia esté protagonizada por nuevos personajes.

   El casting original de la película lo completaban rostros tan conocidos como los de Kiefer Sutherland, Kevin Bacon, William Baldwin y Oliver Platt. Ninguno de ellos ha confirmado su reaparición en este remake, aunque no es algo totalmente descartable, especialmente en forma de cameo.

    La nueva versión de Flatline (título original de Línea Mortal) será dirigida por Niels Arden Oplev a partir de un guión de Ben Ripley. El director nacido en Dinamarca cuenta ya con ciertos títulos notables en su filmografía, entre los que destaca una de las adaptaciones a la gran pantalla de la saga Millenium.

   La elección de Oplev ha generado grandes expectativas, pues se dice de él que es un profesional con una mirada única. Curiosamente, esto es lo que se dijo del director de la obra original hace veinticinco años, que no era otro que Joel Schumacher.

   Aunque a priori pueda parecer halagadora, una comparación de este tipo proyecta una sombra alargada sobre la figura del autor danés. Si bien Joel Schumacher se presentó como una de las grandes revelaciones a través de Línea Mortal, tan solo cinco años después la imagen y expectativas que crítica y público tenían en él cambiaron por completo gracias a las más que mejorables adaptaciones de Batman.

   El remake de Línea Mortal se suma a otras revisiones como la Desafío total, Godzilla o la todavía inédita de Le llaman Bodhi que confirman que Hollywood, tras haber casi agotado por completo la cantera de los ochenta, ha abierto la veda para versionar los éxitos de la década siguiente.