22 de agosto de 2019

Chicos buenos, mucho más que palabras malsonantes

Chicos buenos, mucho más que palabras malsonantes
Jacob Tremblay, Keith L. Williams y Brady Noon, protagonistas de Chicos buenosUNIVERSAL PICTURES

Jacob Tremblay, Brady Noon y Keith L. Williams protagonizan la película Chicos buenos, nueva comedia de Seth Rogen y Evan Goldberg, guionistas de Superfumado y La fiesta de las salchichas. La cinta, dirigida por Gene Stupnitsky, se estrena en España este viernes 23 de agosto.

Los jóvenes actores, junto con Molly Gordon, concedieron una entrevista a CulturaOcio.com en Los Ángeles. Para Jacob, Brady y Keith fue "maravilloso" poder decir todas las palabras malsonantes del mundo en la película. "Fue genial tener vía libre para decirlas. Podíamos decir palabrotas sin meternos en problemas, hasta que decían... ¡Corten!", afirma Brady Noon. El intérprete destaca que la cinta es mucho más que un grupo de niños diciendo palabrotas, debido a los muchos mensajes que tiene Chicos buenos.

Jacob Tremblay describe a Max, su personaje en la comedia, como alguien "que está descubriendo quién es y con qué tipo de gente le gusta relacionarse". Por su parte, Brady está feliz por la forma en que su personaje evoluciona durante la película. "Thor es un chico ansioso que intenta encajar, pero canta muy bien y al final descubre quién es", explica.

Por su parte, la actriz Molly Gordon reconoce que el guión le pareció muy divertido. "Conocía el trabajo de Lee, Gene y Seth Rogen. Me entusiasmó poder formar parte de un proyecto tan divertido", dice. La joven alaba el trabajo de sus jóvenes compañeros de reparto, a quienes describe como unos actores "fantásticos".

En Chicos buenos, a Max le han invitado a su primera "fiesta del morreo", pero hay un problema: nunca ha besado a nadie y no sabe cómo hacerlo. Con ayuda de sus dos mejores amigos, Thor y Lucas, Max decide espiar con el dron de su padre - que tiene terminantemente prohibido usar - a una pareja que, en teoría, se está dando el lote en una casa vecina.

Sin embargo, el plan no puede salir peor y el dron no sobrevive a la aventura. Decididos a reemplazarlo rápidamente antes de que regrese el padre de Max, los tres amigos se embarcan en una odisea que los llevará a involucrarse en un asunto de drogas, e incluso a verse perseguidos por la policía y por unas aterradoras adolescentes.


Lo más leído