2 de octubre de 2020

Anne Hathaway saca su lado más malvado en el tráiler de Las brujas de Robert Zemeckis

Anne Hathaway saca su lado más malvado en el tráiler de Las brujas de Robert Zemeckis
Anne Hathaway saca su lado más malvado en el tráiler de Las brujas de Robert Zemeckis - WARNER BROS

MADRID, 2 Oct. (CulturaOcio) -

Warner ha lanzado el tráiler de 'Las brujas', la nueva versión que dirige Robert Zemeckis del clásico de la literatura de Roald Dahl. Anne Hathaway toma el testigo de Anjelica Huston y saca su lado más malvado como la villana principal de la película, que llegará a los cines próximamente.

El tráiler muestra que esta versión mantendrá el espíritu tanto de la novela de Dahl como en la adaptación cinematográfica de 1990, que dirigió Nicolas Roeg. Ambientada, esta vez, en la Alabama de los años 60, el filme muestra al pequeño Jahzir Kadeem Bruno como el joven protagonista, que se ha instalado a vivir con su abuela (Octavia Spencer).

Cuando su abuela y él se van a hospedar en un hotel, coincidirán fatalmente con una conferencia de brujas, cuyos propósitos son convertir a los niños en ratones. La actriz de 'Los miserables' se convierte en la pérfida líder de estas malignas hechiceras.

https://youtu.be/wjapCEu2BHA

Zemeckis mantiene la estética de historia de terror infantil que ya estaba presente en la obra de Dahl. El director de 'Regreso al futuro' ha escrito el guion de esta adaptación junto con Guillermo del Toro y Kenya Barris ('Black-ish') y cuenta con Stanley Tucci, Kristin Chenoweth y Chris Rock (este solo como narrador) en el reparto.

Aunque el estreno de 'Las brujas', a nivel internacional, sea en cines, en Estados Unidos su lanzamiento será directo en plataforma, puesto el filme estará disponible desde el 22 de octubre en HBO Max.

Inicialmente, Warner Bros. tenía programado estrenar 'Las brujas' en salas norteamericanas el 9 de octubre, pero, debido a la pandemia del coronavirus, trasladaron la fecha al 16 del mismo mes, cancelando finalmente su salida a cines y pasando a HBO Max, lo que demuestra que, de momento, el público estadounidense es uno de los más reacios a volver a las salas.