29 de diciembre de 2016

¿Cómo afectará la muerte de Carrie Fisher a las películas de Star Wars?

¿Cómo afectará la muerte de Carrie Fisher a las películas de Star Wars?
DISNEY

MADRID, 29 Dic. (CulturaOcio) -

A pesar de la desazón y la tristeza infinita (como el universo) tras la muerte de Carrie Fisher y de su madre, la estrella de Cantando bajo la lluvia, Debbie Reynolds, 'show must go on'. Y, tras Rogue One, la siguiente parada galáctica será el Episodio VIII, dirigido por Rian Johnson y con estreno previsto para 2017, cuyas escenas con la General Organa ya fueron grabadas.

Ya hay quien cree que una de las citas más emotivas del año que ahora entra será precisamente ver a Fisher de nuevo en pantalla, con su personaje más icónico y, quizá, con un sentido mensaje ('En memoria de nuestra Princesa, Carrie Fisher', por ejemplo) tras la proyección que arranque los aplausos de la sala y deje para la eternidad la última muestra de amor de Star Wars a la actriz.

Sin embargo, ¿qué ocurre con el Episodio IX? Colin Trevorrow, el director, no se ha pronunciado oficialmente, pero fuentes cercanas al proyecto han confirmado a Variety que el personaje de Leia tenía un peso importante en la trama de la última entrega de la saga.

Dando esa información por buena, tras el fallecimiento de Carrie Fisher, se abren diferentes posibilidades.

((ATENCIÓN: ESTA NOTICIA PUEDE CONTENER SPOILERS))

Por una parte, cabe la posibilidad de retocar el propio Episodio VIII para matar a Leia, aunque tras la muerte de Han Solo en el episodio VII a manos de su hijo Ben Solo/Kylo Ren, su fallecimiento sería una cruz demasiado pesada para los fans. Pero esta posible solución, que necesariamente implica el uso de los ya célebres reshoots -que no son nuevos y que, visto lo visto, favorecen el resultado final- acabaría con la historia de la Princesa Leia de una forma rápida y definitiva aunque, si no se hace bien, precipitada.

Otra opción sería, dado que el Episodio IX está en fase de pre producción, recomponer el guión para dar una explicación a la ausencia de la General Organa: ya sea desde un retiro voluntario, una muerte o el simple paso de poderes por el tiempo dedicado a la rebelión, el libreto tendrá que hacer frente al peliagudo tema de que los espectadores no pongan el foco en el no retorno de Leia.

Y la tercera vía, y puede que la más arriesgada, es la que implica en la ecuación al temido CGI. Cierto que no es la primera vez que la hija de Padmé y Anakin aparece sin estar Carrie Fisher presente, como se pudo comprobar al final de Rogue One. Pero sí sería su primera resurrección digital como se ha hecho con el Moff Tarkin de Peter Cushing en Rogue One con un mejorable resultado.

Eso sí, de aquí a que se estrene en 2019 la última cinta de la nueva trilogía sobre el clan Skywalker, el CGI todavía tiene mucho margen de mejora.

Aunque todas estas preguntas ya habrá tiempo de responderlas, dado que lo principal ahora son las muestras de cariño que está recibiendo la familia y los allegados, que han perdido a dos de las mujeres más importantes en sus vidas y en las de todos los cinéfilos.

Para leer más