11 de febrero de 2014

Adiós a Shirley Temple, la primera niña prodigio del cine

Adiós a Shirley Temple, la primera niña prodigio del cine
20TH CENTURY FOX FILM CORPORATION

MADRID, 11 Feb. (CulturaOcio) -

   La exestrella infantil Shirley Temple ha fallecido a los 85 años de edad dejando huérfana a toda una generación. Cantaba, bailaba, por supuesto, actuaba y se convirtió en el ejemplo perfecto de niña prodigio en la década de 1930.

   A pesar de que su fama declinó al entrar en la adolescencia, la intérprete siempre será recordada en Hollywood por sus comienzos en la industria del séptimo arte, cuando estuvo dirigida por cineastas como David Butler, Walter Lang o John Ford.

   Temple inició su carrera con tan solo tres años, realizando diversos cortometrajes -algunos controvertidos- para la empresa Educational Pictures, a la vez que interpretaba papeles de figurante en diferentes películas.

   Tras firmar con Fox, su primer protagónico llegó en 1934 con 'Bright Eyes', la película de Butler en la que la pequeña interpreta a una niña huérfana acogida por una familia snob, y donde hacía gala de su dulce y angelical voz:  

   Pronto se convirtió en una máquina de hacer dinero. La pequeña era de largo la actriz más lucrativa para el estudio y, durante cuatro años, fue la más taquillera de Estados Unidos. Su popularidad creció tanto entre el público como entre sus compañeros de profesión, que admiraban la capacidad de la menor para aprenderse sus frases y pasos de baile como los de 'The Littlest Rebel':

   O como los de 'The Little Colonel', junto al popular actor y bailarín Bill 'Bojangles' Robinson:

   Robinson no fue el único intérprete famoso con el que Shirley compartió protagonismo, también participó en producciones con Carole Lombard, Adolphe Menjou y muchos otros, entre ellos el mismísmo Gary Cooper en 'Now and Forever':

   Con estas habilidades no es de extrañar que se convirtiera en la primera ganadora del Premio Oscar especial al Intérprete Juvenil y que, setenta años después, siga siendo la actriz más joven de toda la historia del cine en recibir este honor.

   Una estrella difícil de olvidar, adorable como ninguna, por su sonrisa, sus impecables rizos y sus marcados gestos a la hora de cantar, que se aprecian a la perfección en este clip de 'Curly Top', en el que interpreta la canción 'When I Grow Up':

   ¡¡Hasta siempre Shirley!!