6 de agosto de 2015

11 actores con los que nadie quiere trabajar en Hollywood

11 actores con los que nadie quiere trabajar en Hollywood
CULTURAOCIO

MADRID, (CulturaOcio)

Dinero, fama, críticas, envidia... Ser una estrella de Hollywood puede llegar a ser muy estresante, y no todos son capaces de manejar la situación de la mejor manera. Los egos, manías y vicios variados de algunos actores son tan insoportables que convierten a rutilantes estrellas en bestias negras de los compañeros y del equipo técnico.

Hacerse un hueco en Hollywood no es una tarea fácil e incluso ya en el estrellato, son muy pocos los que consiguen el equilibrio entre la fama, el trabajo y su estabilidad mental. Lindsay Lohan o Charlie Seen son algunos ejemplos de como la fama puede acabar con una carrera prometedora.

Mal carácter, problemas con las drogas, caprichos, exceso de intensidad o simplemente vaguería, son muchas las razones que convierten a un actor en un insoportable compañero de rodaje. De la mano de Suggest, repasamos 11 actores y actrices con los que nadie quiere trabajar en Hollywood.

LINDSAY LOHAN

La todoadicta por excelencia. Lindsay Lohan tiene muy mala reputación en el mundo del cine: llega tarde al trabajo, no memoriza sus líneas y a veces ni siquiera aparece. Sus problemas con las drogas y la ley son más que conocidos, y eso, en Hollywood, pasa factura.

BRUCE WILLIS

Willis ha sido descrito por muchos como un "corruptor de almas".

Al parecer el actor únicamente hace lo que le apetece, cuando a él le apetece y con quien él decide, sin tener en cuenta a los que tiene a su alrededor. Bruce puede resultar muy frustrante, y trabajar con él es realmente difícil.

EDWARD NORTON

Al parecer Edward Norton se involucra mucho en sus proyectos, pero a veces va dos pasos más allá. El actor ha sido acusado por algunos de sus compañeros de ser muy exigente e incluso causar estrés en el set.

JENNIFER LOPEZ

No es un secreto que Jennifer López es toda una diva. Sus exigencias en el set son de lo más disparatadas y absurdas, y su actitud exaspera a más de uno. La actriz y cantante parece haber olvidado todo lo que aprendió en aquellas calles del Bronx de las que salió.

MIKE MYERS

Myers es un cómico excepcional, así como un gran escritor, actor y director. Sin embargo sus métodos de trabajo no satisfacen a todo el mundo. Myers ha sido acusado de ser demasiado egoísta y egocéntrico.

KATHERINE HEIGL

Encaminada a ser la nueva novia de América, Katherine Heigl ha conseguido sepultar su carrera ella sola. La actriz ha hablado mal de la mayoría de los trabajos que ha realizado, incluso de los que le dieron la fama, por lo que nadie se fía de ella. Además, según dicen sus compañeros, Heigl cuestiona todo en el set.

RUSSELL CROWE

Russell Crowe tiene un temperamento muy fuerte y al parecer es complicado trabajar con él. El actor se enfada con facilidad y aparece bebido con asiduidad en el set de rodaje. Su forma de comportarse ha conseguido alejar a actores, compañeros y directores.

DUSTIN HOFFMAN

El propio Hoffman ha admitido en numerosas ocasiones que es una persona difícil. El actor tiene problemas con su agresividad y su actitud hacia los demás, aunque según se versión, es la dedicación por su trabajo la que en ocasiones le hace perder los papeles.

CHRISTIAN BALE

Otro actor conocido por su mal temperamento es Christian Bale. El que interpretase a Batman en las cintas de Christopher Nolan es un hombre difícil de llevar, y se enfrenta a los directores, actores y cualquiera que le lleve la contraria.

VAL KILMER

Val Kimer ya no tiene la carrera que tuvo en su día, y sin duda la culpa la tiene su carácter. Los círculos cercanos al actor aseguran que es una persona maleducada, hostil y que puede sacar de sus casillas a cualquiera.

CHARLIE SHEEN

No es de extrañar que el comportamiento de Charlie Seen haya acabado con su carrera cinematográfica. Los actores y directores de Hollywood odian trabajar con él, y sus problemas con las drogas y el alcohol son más conocidos que sus trabajos.

WILLIAM SHATNER

El actor es espectacular ante las cámaras pero al parecer no es tan maravilloso detrás de ellas. Shatner es conocido por quejarse continuamente de su profesión y ser muy inconformista con las cosas, una actitud que hace que nadie quiera trabajar con él.

MEL GIBSON

Mel Gibson ha conseguido que sus escándalos y vehemente comportamiento fuera de la pantalla rivalice en popularidad con su carrera cinematográfica. Su temperamento resulta insoportable para muchos actores y directores, que tratan de alejarse de él lo máximo posible.

GWYNETH PALTROW

El estilo de vida de Paltrow es algo bizarro y su compañeros no siempre lo ven con buenos ojos. Al parecer, la actriz hace limpiar la ducha de su gimnasio justo antes de entrar en ella por miedo a estar en contacto con el agua de otra persona. Además ha sido acusada muchas veces de ser muy cotilla y hablar de sus amigos famosos sin respetar su privacidad.

MARLON BRANDO

Cerramos la lista con el que según muchos fue uno de los mejores actores de todos los tiempos. Marlon Brando no era exactamente el compañero ideal y trabajar con él era complicado. El actor se negaba a memorizar sus frases y perdía mucho tiempo en las grabaciones. Sin duda su gran talento le consiguió muchos trabajo, pero su mal carácter le cerró también muchas puertas.