3 de octubre de 2017

Los 10 peores remakes de este siglo

Los 10 peores remakes de este siglo
COLUMBIA / FOX

MADRID, 3 Oct. (CulturaOcio)

Son muchos los directores que gustan de revisitar grandes clásicos o aquellos títulos que, sin tener tanta relevancia, sí les han marcado a la hora de guiar e inspirar sus carreras. Y lo hacen ya sea mostrando esa influencia en sus películas, trufando sus filmes de referencias, o incluso dirigiendo las revisiones de algunas de estas obras. Ahora bien, no todos lo hacen con la misma suerte y pericia.

Nadie niega que existen buenos ejemplos en estas lides. Para la memoria quedarán películas como El cabo del miedo, adaptación de Martin Scorsese de la original El cabo del terror, para la que volvió a contar con una leyenda como Robert Mitchum, protagonista del filme de 1962, ante las cámaras. O ese Valor de ley que crearon los hermanos Coen partiendo del glorioso material original que ofrecía el western protagonizado por John Wayne en 1969.

Sin embargo, no todos han sabido o han podido crear dignas sucesoras. En algunos casos, por afrontar proyectos totalmente innecesarios a cambio de grandes cantidades de dinero... Y ya se sabe que si se vende el alma, no hay pirotecnia visual que salve el filme. En otros, simplemente, por carecer del talento que poseían sus predecesores. Desde Desafío Total a Conan pasado por Viernes 13, en CulturaOcio repasamos los 10 peores remakes recientes, las 10 revisiones más desafortunadas de este siglo.

ULTIMÁTUM A LA TIERRA

Comenzando por el director y terminando con el reparto de esta película, adaptación del clásico de 1951, todo fueron malas decisiones. Verla es perder dos horas de vida en el vacío de un guión absurdo a pesar de los esfuerzos de Keanu Reeves.

CONAN EL BÁRBARO

Con el director que reinició películas como Viernes 13 o La matanza de Texas, la originalidad aquí estaba prácticamente descartada. Jason Momoa fue el único que se benefició de este fiasco, como se indica en Taste of Cinema.

ROBOCOP

Película para vender en su máximo exponente. Vacía, con intérpretes de cartón piedra y un director al uso que encomendó todo a un puñado de efectos especiales que no han envejecido nada bien. Lo contrario de la original.

ARTHUR

Para algunas cosas, la taquilla es sabia. Auténtico fracaso de recaudación, todavía hoy parece inexplicable como se pudo violentar tanto el material de la original, que en 1981 arrasó en taquilla. Lo único destacable es la siempre impresionante Helen Mirren.

EL PLANETA DE LOS SIMIOS

El mayor favor que le han hecho a la cinta orignal de Charlton Heston es que este bodrio haya sido olvidado casi por completo por las últimas adaptaciones que repasan el origen de la historia. Sin embargo, hay quien todavía guarda en la retina los cutres maquillajes de los simios, todavía más expresivos que Mark Whalberg.

PESADILLA EN ELM STREET

La auténtica pesadilla fue hacer la adaptación de este clásico del terror cuando los estudios sólo estaban interesados para exprimir los bolsillos de los espectadores más incautos.

LA VERDAD SOBRE CHARLIE

El mayor crimen fue plantearse siquiera resucitar Charada, la obra maestra que coprotagonizaron Cary Grant y Audrey Hepburn. ¿Mark Whlaberg para reemplazar al actor de Con la muerte en los talones? Queda todo dicho.

ALFIE

En esta ocasión fue Jude Law quien sustituyó al gran Michael Caine en la nueva versión de Alfie. El problema es que el mensaje de la original se diluye por completo en un remake que no sabe nada del pasado ni del presente en el que se desarrolla.

DESAFÍO TOTAL

Otra adaptación de una película de acción que malinterpreta lo qué hizo grande a la cinta original y se pierde en tontas escenas de acción y persecuciones que se salen de lo común hasta para este género.

VIERNES 13

Es preferible pensar que esta película no cuenta con guionistas, sino que fueron los ejecutivos de márketing los que establecieron las líneas maestras de la enésima adaptación del asesino Jason Voorhees. Ni funcionó en taquilla ni como producto de entretenimiento, ni mucho menos hace justicia al clásico del terror de 1980.