29 de octubre de 2015

10 películas de terror capaces de arruinarte Halloween

10 películas de terror capaces de arruinarte Halloween
EUROPA PRESS

MADRID, 29 Oct. (CulturaOcio)

   Hay veces en las que Hallwoeen sale rana. Apagamos las luces, encendemos un par de velas, preparamos las palomitas y elegimos un título que, en teoría, va a conseguir que la del 31 de octubre sea la noche más aterradora del año. Pero no. El efecto es el contrario. Y es que hay películas de terror que en lugar de miedo... dan vergüenza, propia o ajena, depende de quién la ha elegido.

   En esta heterodoxa revisión del género no echaremos la vista muy atrás -nos limitaremos a los últimos 15 años- ni dilapidaremos en vano joyas de Serie B (o Z), títulos cuya noble vocación es ir directamente a la estantería de 'Películas a 3 euros' del la sección de DVD del Carrefour.

   No. Ellas son así porque quieren serlo. Aquí vamos a hablar de películas con ínfulas de superproducción rompetaquillas protagonizadas por la estrella de turno que, entre susto y susto, acaba estrellada.

   Tras la torpe e impertinente explicación, arrancamos el repaso no sin antes poner por delante la muletilla que se suele utilizar en estos casos para excusar la falta de celo... Seguro que no están todas las que son, pero sí son todas las que están.

FREDDY VS. JASON

   No hemos podido evitar caer en la tentación de arrancar la lista recordando el rocambolesco crossover que protagonizaron los divos de las legendarias -en su origen- sagas Pesadilla en Elm Street y Viernes 13. En Youtube hay vídeos de peleas de almohadas que dan más miedo que este cara a cara entre Freddy y Jason. Hubiera sido mucho mejor dejarlos a los dos arder en el infierno.

EL INCIDENTE

   Fue la última -hasta la recientemente estrenada La Visita- intentona en pantalla grande de M. Night Shyamalan en el mundo de lo sobrenatural. Pese al empeño del voluntarioso Mark Wahlberg, la presunta fábula sobre las plantas que se revelan y empiezan a matar humanos no consiguió remontar la carrera del director de El sexto sentido. Aunque, a juzgar por los resultados de sus trabajos posteriores -Airbender, el último guerrero y After Earth- lo suyo no va a ser culpa del género.

DRÁCULA 2000

   Un clásico del cine de terror y posiblemente el personaje más manido -y maltratado- del género. Las versiones de Drácula en la gran pantalla son infinitas, la última la taquillera revisión a lo Juego de tronos protagonizada por Luke Evans. El efecto 2000 no tuvo piedad con el rey de los vampiros que toca fondo en esta cinta protagonizada por un nada épico Gerard Butler.

THE VATICAN TAPES

   Posesiones y la ya demasiado extendida técnica del metraje encontrado son los ingredientes de este thriller de exorcismos con un reparto que intenta valerse de alguna cara más o menos conocida (por ahí andan los clérigos Michael Peña y Djimon Hounsou) y textura de telefilme de sobremesa. Un despropósito previsible y, en el peor de su pasajes, más aburrido incluso que ridículo.

ALONE IN THE DARK

   Christian Slater protagonizó en 2005 la que posiblemente es una de las más insulsas películas de terror de todos los tiempos y que también es una de las adaptaciones de videojuegos al cine más lamentables jamás vista. Toda una joyita firmada por el reincidente Uwe Boll (Amoklauf, En el nombre del rey).

NUEVE TUMBAS

  La heredera Paris Hilton estaba muy de moda la pasada década y saltó al cine debutando como actriz con esta desvergonzada y vergonzante cinta ambientada en una mansión encantada. Por allí pulula el fantasma de un viejo patriota escocés que clama venganza y va poseyendo -y transformando en asesinos- a varios pijos invitados a una fiesta. Y no, hijos de Escocia, ese espíritu patriota no es William Wallace...

PULSE

   Kristen Bell e Ian Somerhalder fueron las estrellas que en 2006 pusieron su cara para que se la rompieran en este deficiente remake de una película de terror japonesa en la que las nuevas tecnologías se convertían en puerta de entrada para los muertos. Una cinta titulada Kairo y que, seamos serios, tampoco merecía mayor atención. Pero corrían tiempos en los que Hollywood era incapaz de resistirse a cualquier cosa que llegara a sus manos con la etiqueta 'Made in Japan'.

LLAMADA PERDIDA

   Hija también de aquellos años de locura asiática -que sí fueron verdaderamente terroríficos en lo que a remakes se refiere- es Llamada Perdida, otra versión de una película japonesa con la tecnología, en este caso el dichoso móvil, de por medio, que vio la luz en 2006. En este punto, una duda: ¿Por qué se tituló Llamada perdida si lo que enviaban desde el más allá eran mensajes? Ahí lo dejamos. Menos mal que llegó el WhatsApp...

LA NIEBLA

   Entre las 'muchisisisimas' adaptaciones de libros de Stephen King que han desfilado por la gran pantalla puede que La niebla no sea ni mucho menos la peor... pero sí la más decepcionante. Frank Darabont (Cadena perpetua, La milla verde) no hizo justicia ni a su trayectoria como director ni al relato de King con una película plana que dejaba en el paladar un prefabricado sabor a Serie B.

CARRIE

   Sirva la elección del remake de la cinta basada en el popular relato de Stephen King protagonizado por Chloe Grace Moretz para terminar esta lista señalando con nuestro ensangrentado dedo acusador a todos esas inútiles revisiones, precuelas, secuelas y demás profanaciones de horripilantes pero bellos cadáveres cinematográficos. Una lista demasiado larga que mancilla títulos tan legendarios como Tiburón, La profecía, La semilla del diablo, Psicósis, El exorcista, o la más reciente Poltergeist.